COMPARTE

Al menos 1.948 muertes, es la cifra por el terremoto de magnitud 7,5 y el posterior tsunami que sacudieron la región central de la isla de Célebes el 28 de septiembre. También se calculan cerca de 5 mil personas desaparecidas.

Un total de 885 personas han sido enterradas en fosas comunes y del resto se encargaron sus familiares. El número de heridos hospitalizados es de dos mil 549, mientras que 74 mil 444 indonesios se encuentran acogidos en centros de desplazados y 65 mil 733 viviendas resultaron destruidas o dañadas.

“El problema actual es cómo enviar asistencia sanitaria a las zona aisladas. Actualmente estamos usando helicópteros para llegar hasta ellos”, indicó el jefe de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB), Willem Rampangilei.

Se conoció a través de la agencia de noticias EFE, que el servicio de agua, electricidad y gasolina ha sido restablecido casi en su totalidad en la mayoría de zonas afectadas, donde en los últimos días volvieron a abrir bancos y mercados.

COMPARTE