COMPARTE

Se robustece el caso 001 que abrió la Jurisdicción Especial de Paz por secuestro. Tres meses después de que 31 ex jefes guerrilleros -entre ellos Timochenko- se presentaron en el nuevo tribunal para ratificar su compromiso con el Sistema de Verdad, Justicia, Reparación y no Repetición, este lunes los magistrados de la Sala de Reconocimiento comenzaron a escuchar los relatos de los colombianos que durante años sufrieron el flagelo del secuestro.

“Los informes que hoy recibimos serán integrados dentro del proceso y puestos al servicio de esclarecer la verdad sobre los hechos”, manifestó la magistrada Julieta Lemaitre, presidenta de la Sala de Reconocimiento. Son más de 8.000 casos los que han sido documentados por la Fiscalía, sin contar los 40.000 de los que hablan las organizaciones sociales. Pero este 22 de octubre, Luis Eladio Pérez y Óscar Tulio Lizcano fueron los primeros en tomar la palabra para relatarle al país qué les sucedió en la selva durante los años que cargaron todo el peso de la guerra.

“Aspiramos a que algún día nos digan -‘Oiga, perdón, nos equivocamos‘-, que lo hagan con la humildad que el país ha estado esperando”, manifestó el excongresista durante su intervención. Renglón seguido, el exparlamentario les pidió a los miembros de la Farc que “se comprometan con la sociedad a que estos hechos no vuelvan a suceder”.

Alan Jara fue secuestrado el 15 de julio de 2001 por el frente 26 de las Farc cuando se desplazaba en un vehículo de la ONU en Lejanías, Meta. Antes de comenzar su relato, el exfuncionario no solo se mostró esperanzado con el papel que juega la JEP para tratar de esclarecer los horrores del pasado, sino que advirtió que estaba allí sentado para garantizar el derecho de las víctimas a la justicia y que se garantice la no repetición. “La verdadera reparación es la paz y la garantía de no repetición, es lo que nos debe llevar a todos los colombianos a aprovechar este momento tan especial en el que todas las instituciones tienen una tarea muy importante”, dijo.

El general (r) Luis Mendieta fue víctima de un cruel secuestro por cuenta de las Farc, en la toma de Mitú, justo hace 20 años, el 1 de noviembre de 1998. Estuvo 11 años y medio en la selva, hasta que fue rescatado en una operación del Ejército Nacional. Este martes el exmilitar se presentó ante la JEP. Allí, parado frente a los magistrados de la Sala de Reconocimiento, Mendieta entregó un detallado relato de los momentos que vivió durante el tiempo que estuvo en cautiverio.

“Estaba en Santa Marta el 16 de septiembre de 1998, cuando me notifican el traslado para Mitú. Todo fue intempestivo, al otro día ya me habían trasladado para allá y a las semanas me secuestraron (…) a las 4:30 de la mañana comenzó la toma con armas no convencionales como cilindros. Resistimos hasta las 10:00”, recuerda el general (r).

“Hemos hablado tanto de lo que nos pasó que a veces queremos solo entregar un libro para evitarnos el dolor de volver a recordar episodios que fueron tan dolorosos”, fueron las palabras de Sigifredo López ante los magistrados de la Sala de Reconocimiento. Contrario a la intervención de sus compañeros, el exdiputado del Valle no se centró en lo que le pasó en la selva, sino que dedicó buena parte de su espacio a mencionar las debilidades del sistema de Verdad, Justicia, Reparación y no Repetición.

Con información de Semana

COMPARTE
últimas noticias


Sucesos

El caso de Hickman's Family Farms

MS-13: "Te unís o te morís"


Política

La representante Tricia Cotham deja el Partido Demócrata para unirse al Republicano


Nacional

En Florida preparan ley contra los periodistas y medios de comunicación