Al menos 23 personas han muerto por los incendios que arrasan en el norte y sur del estado de California desde el jueves.

Este sábado las llamas de dos incendios se salieron de control en California. Aunque el reporte inicial era de 9 fallecidos en Paradise, una ciudad al norte del estado, posteriormente aumentó a 23 con el hallazgo de 14 cuerpos más.

“Ha sido el peor de los escenarios (…) Lamentablemente no todos lograron escapar”, expresó Kory Honea, Sheriff del Condado de Butte, la noche del viernes en declaraciones reseñadas por Reuters.

Según CNN, 300 mil personas se han visto en la necesidad de desplazarse para protegerse de tres incendios en el estado.

De acuerdo con el Departamento de Bosques y Protección contra Incendios, el incendio Camp ha sido el más destructivo de la historia: más de 6.700 casas y comercios se quemaron en Paradise.

En el condado de Los Ángeles, al sur, el incendio Woolsey llevó a que unos 200 mil residentes evacuaran en la mañana de

Con información de agenciaseste sábado. Con una extensión de 14.164 hectáreas, las llamas amenazaban a al menos 75 mil residencias.

Reacción de Trump

El presidente Donald Trump, mediante un tuit, dijo que una “mala gestión de los bosques” es la responsable de los incendios.

“No hay ninguna razón para estos incendios forestales masivos, mortales y costosos en California, excepto que el manejo forestal es muy deficiente”, escribió en Twitter.

Con información de agencias.