COMPARTE

Una pista clave en el caso por la muerte de los Pizano, padre e hijo, acaba de ser anunciada por Medicina Legal y la Fiscalía. Este fin de semana fue hallado en un baño auxiliar de la finca familiar un tarro que contenía cianuro. Después de hacer un estudio científico a las dos bolsas que lo envolvían y del rec¡piente que contenía el químico los investigadores confirmaron el hallazgo de ADN de Jorge Enrique Pizano.

Pizano padre se había convertido en el testigo clave del escándalo de Odebrecht y murió de un infarto mientras se afeitaba en el baño. Tres días después, su hijo de 31 años, quien iba a revelar públicamente lo que su padre sabía, murió envenenado con cianuro, luego de beber una botella de agua abierta y empezada que estaba sobre el escritorio de su padre.

Esta doble tragedia, las sospechosas circunstancias de sus muertes, la relevancia de su testimonio ante la justicia, hicieron que esta noticia le diera la vuelta al mundo.

Tras obtener las muestras de ADN, los investigadores procedieron a contrastarlos con el rastro biológico de la familia. Primero, con las muestras provenientes de Alejandro, quien murió luego de consumir ese letal elemento. La respuesta arrojó resultados positivos. Luego, se contrastó propiamente con las muestras de Jorge Enrique Pizano tomadas en el hospital de Facatativá. En ese segundo cotejo la respuesta también fue positiva con correspondencia exacta.

“Es muy claro que las muestras halladas en las bolsas y en el contenedor corresponden únicamente a Jorge Enrique Pizano”, dijo el director de Medicina Legal, Carlos Valdés, al explicar paso por paso el procedimiento científico que se siguió para este caso. Según el informe, Pizano padre tocó la bolsa interna, externa, el contenedor y la tapa.

Los investigadores no se aventuran con ninguna hipótesis alrededor del caso, no obstante, las evidencias científicas respaldarían la teoría de que Jorge Enrique Pizano obtuvo el cianuro dentro de sus planes de suicidio, aunque su muerte sobrevino por cuenta de una falla cardíaca.

Por lo pronto, las investigaciones continúan. Se tomaron otras muestras de ADN en el baño y en la botella de agua de la que bebió Alejandro Pizano cuyos resultados se darán a conocer en los próximos días. También, se logró identificar el establecimiento de comercio que vendió el cianuro, por lo que los investigadores de la Fiscalía buscan en las cámaras de seguridad del sector para identificar quién compró el químico y cuándo. La última venta que registra el local comercial fue del 4 de octubre.

Con información de Semana

COMPARTE
últimas noticias


Sucesos

El caso de Hickman's Family Farms

MS-13: "Te unís o te morís"


Política

La representante Tricia Cotham deja el Partido Demócrata para unirse al Republicano


Nacional

En Florida preparan ley contra los periodistas y medios de comunicación