Este jueves, Canadá aplicó sanciones contra 17 saudíes que presuntamente están vinculados con el asesinato del periodista Jamal Khashoggi. Por consiguiente, el gobierno de Canadá procederá a la congelación de activos y prohibirá el ingreso al territorio canadiense de estas personas.

“Apuntan a individuos que son, en opinión del gobierno de Canadá, responsables o cómplices del asesinato extrajudicial del periodista Jamal Khashoggi el 2 de octubre de 2018”, dijo en un comunicado la ministra de Relaciones Exteriores, Chrystia Freeland.

Al igual que Canadá, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos impuso sanciones económicas contra 17 funcionarios de Arabia Saudita el pasado 15 de noviembre por las mismas causas. Entre los sancionados de este grupo están incluidos altos asesores del príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salman.

El periodista que colaboraba para The Washington Post, entró al consulado saudí en Estambul el 2 de octubre para hacer un trámite, pero no se se registró una salida. Poco después de ser declarado desparecido, una fuente vinculada al gobierno turco declaró que las investigaciones que había hecho la Policía mostraban que el periodista había “sido asesinado en el consulado” por un comando enviado desde Arabia Saudita.

Poco después el gobierno saudí admitió que Khashoggi había sido asesinado dentro del consulado a pesar de que el país saudí pasó dos semanas negando la muerte bajo la premisa de que el periodista salió de la entidad diplomática con vida.

Con información de AFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *