El presidente de la Asamblea Legislativa, Norman Quijano, de ARENA, denunció que una “red de estafadores” han falsificado su firma, el sello de la institución y usado papel membretado de la institución para solicitar mercadería a nombre de la Asamblea.

Anteriormente ya tenían conocimiento de que un proveedor estuvo a punto de ser estafado con el mismo mecanismo, pero este alertó a la Asamblea cuando los solicitantes pidieron recoger los productos en la empresa y no como se realiza normalmente el procedimiento, de que la mercadería es llevada a la institución.

“En esta ocasión el pedido fue de $11,000 y la estafa se consumó por $9,000 retiraron mercadería por el orden de $9,000 a nombre de la Asamblea Legislativa”, explicó Quijano en rueda de prensa este mediodía.

Agregó que ha pedido una audiencia con el Fiscal General de la República, Douglas Meléndez para solicitarle que le de celeridad a este caso, del cual anteriormente ya había colocado un aviso, informó.

“He pedido una audiencia con el Fiscal General de la República y estamos viendo si provoco ese encuentro, lo visitaría en su despacho o será el apoderado de la Asamblea Legislativa quien lo haga. Como responsable directo y representante de la Asamblea Legislativa le pedimos a la Fiscalía que le de celeridad a estos hechos para deducir responsabilidad”, agregó.

Advirtió a las empresas que no se dejen timar, ya que los pedidos de mercadería o servicios no los hace el presidente del Congreso, sino a través de la Unidad de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública (UACI) de la Asamblea.

“Nunca el presidente de la Asamblea firma una orden de compra”, alegó.

Con información de El Salvador