Alrededor de 2 mil personas protestaron el domingo en el primer día de gestión de Andrés López Obrador, nuevo presidente de México, tras su investidura en el poder celebrada el sábado 1° de diciembre.

Los ciudadanos llamaron la manifestación de Ciudad de México la “Marcha por el Bien de México. Por la Libertad, el Estado de Derecho y la Democracia”.

Los mexicanos rechazaron la militarización de la seguridad pública, las consultas populares, la paralización del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) y hasta la invitación de Nicolás Maduro, considerado un dictador de Venezuela, a la toma de posesión, reseñó Efe.

“Vamos a hacer las marchas que sean necesarias para que nos haga caso. México necesita una sociedad incluyente, pero sobre todo necesitamos unión, respeto a nuestra Constitución y a nuestra democracia”, expresó el presidente del movimiento Alianza por México, Javier Chavarría.

En la marcha, hubo parcartas en las que se leía “No al autoritarismo”, “No a las consultas a modo” y “López Obrador ya nos fallaste con el NAIM”.

Con información de Efe en El Nacional.