Las pretensiones del presidente de Bolivia, Evo Morales, de postularse a un cuarto mandato no fueron frenadas por el Tribunal Electoral de su país, aunque la decisión sea considerada como inconstitucional.

La decisión fue tomada en medio de protestas y diferentes acciones por parte de los ciudadanos que están contra de la candidatura del mandatario.

“La Sala Plena del Tribunal Supremo Electoral, en virtud de la jurisdicción y competencia que por ley ejerce, aprobó la habilitación de nueve candidaturas a unas primarias en enero, entre las cuales la del binomio Evo Morales-Alvaro García”, según la resolución leída en una declaración de prensa.

La oposición pide respeto a la Constitución y a la soberanía de la población que en un referendo del 21 de febrero de 2016 rechazó la reelección de Morales. Se espera que esta decisión genere protestas en el país.