Este 19 de diciembre, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos aplicó sanciones contra 15 agentes de inteligencia militar de Rusia, en lo que representa una acusación directa a su supuesta participación en distintos hechos ilícitos contra territorio norteamericano en las elecciones de 2016.

Además de estas acciones, el organismo norteamericano, según reseñó la agencia de noticias EFE, también consideran que estos estuvieron detrás de la muerte por envenenamiento del exesía ruso Serguéi Skripal.

Steven Mnuchin, secretario del Tesoro, indicó en un comunicado que “el Tesoro está sancionando a operativos rusos implicados en operaciones cibernéticas para interferir en las elecciones de 2016 y en una amplia gama de actividades malignas”.

Frente a la decisión ya mencionada, el resultado es la congelación de activos que estas personas tengan en territorio norteamericano.

Asimismo, les queda prohibida la realización de transacciones financieras con ciudadanos de Estados Unidos.

Según la fuente, nueve de esos 15 involucrados ya han sido señalados como elementos con participación directa en un intento por interferir en los comicios electorales del año 2016 en el que resultó electo Donald Trump.