El cierre parcial del gobierno puede durar hasta el Año Nuevo, cuando los demócratas tomen el control de la Cámara, aseguró este domingo el director de presupuesto de la Casa Blanca, Mick Mulvaney.

Mulvaney puso la responsabilidad sobre los demócratas, diciendo que la Casa Blanca ahora está ofreciendo abrir el gobierno por menos de los 5.000 millones de dólares en fondos para un muro fronterizo que el presidente Trump había exigido anteriormente.

La propuesta de la Casa Blanca a los demócratas para el sábado fue de 2.500 millones de dólares para la seguridad fronteriza, incluyendo nuevos cercos y 400 millones de dólares para las prioridades de inmigración de Trump, de acuerdo con un asesor demócrata.

Hasta este momento un portavoz de la Oficina de Gestión y Presupuesto no ha confirmado si la información dada por el demócrata sea la correcta.

Los demócratas han criticado planes como los 400 millones de dólares para uso general en forma de “fondos para sobornos”, y el ofrecimiento dejó a las dos partes muy separadas.

Los demócratas han rechazado cualquier cantidad de dinero nuevo para un muro a lo largo de la frontera México-Estados Unidos, que Trump durante su campaña prometió que sería pagado por México.

Con información de The Washington Post