A tan solo un mes de su toma de posesión, Andrés Manuel López Obrador se enfrenta a un nuevo problema, la falta de gasolina en la capital del país.

Según reporta el Excélsior, la falta del combustible ya afecta a 19 gasolineras de la Ciudad de México, situación que a juicio de López Obrador no se debe a su plan de seguridad para combatir el robo de gasolina.

El primer mandatario aseguró que “El problema ya existía y que se agravó a partir de la fuga” en un ducto de Pemex. A lo que agregó: “Hay gasolina suficiente en el país, en los centros de acopio de gasolinas, pero no podemos utilizar los ductos porque existen redes que se crearon para extraer, para robarse, las gasolinas, redes alternas”.

Con información del Excélsior