El tenis la sonríe a Naomi Osaka. La japonesa de apenas 21 años de edad cerró con éxito su andar por el Abierto de Australia, primer torneo de talla Grand Slam, con un triunfo por 7-6. 5-7 y 6-4 ante la checa Petra Kvitova, victoria que le asegura el primer lugar de la WTA a partir de este lunes.

Luego de dos horas y 27 minutos de acción en uno de los mejores compromisos de los últimos años, la asiática sumó a su palmarés su segundo Major al hilo luego de quedarse con el US Open en septiembre de 2018.

“Todavía siento que es todo muy extraño. Siento que estoy viva pero que no es del todo real, si eso tiene un poco más de sentido”, indicó a los medios tras el encuentro.

Esos dos títulos de tal envergadura le aseguran una nueva marca, pues es la jugadora más joven en la historia del circuito femenino en alzar dos trofeos consecutivos.

“No entiendo cómo todo el mundo está despierto ahora mismo. A lo mejor mañana pensaré más sobre todo esto, pero por ahora no lo sé, estoy todavía un poco impactada. Es como si el partido no se hubiera acabado, pero en realidad sí que se ha terminado”, agregó.

Con la actuación de este 28 de enero de la clasificación entre las damas, Osaka parecerá en lo más alto, desplazando a la rumana Simona Halep, finalista en Melbourne en 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.