Los funcionarios estadounidenses junto con los talibanes estarían más cerca de llegar a un acuerdo para que se retiren las tropas estadounidenses del país, lo que ha llevado al presidente afgano Ashraf Ghani a pedir a los insurgentes este lunes que “inicien conversaciones serias” con su gobierno y alcancen una “paz rápida”.

El gobierno de Ghani ha sido excluido de las conversaciones entre ambos grupos, dado que los los insurgentes ven a Ghani como un títere estadounidense. Pero Ghani calificó las conversaciones entre Estados Unidos y los talibanes como “parte de nuestra paz” y advirtió que un acuerdo sin la participación de Afganistán, podría conducir al tipo de conflicto civil “catastrófico” que siguió a la retirada de las tropas soviéticas de Afganistán en 1989.

Las conversaciones de Estados Unidos con los talibanes tienen como objetivo poner fin a más de 17 años de participación estadounidense en las cuatro décadas de guerra casi continua de Afganistán.

Con información de The Washington Post