Tras el intenso tornado que sacudió por sorpresa a la Habana, el 27 de enero, siguen reportándose daños materiales en Cuba. Hasta el momento, se registran un total de 3 mil 780 viviendas afectadas en la capital caribeña.

De acuerdo a información del Ministerio de Construcción las autoridades, también trabajan en la adaptación de locales como “alojamiento transitorio”, para quienes perdieron sus hogares tras el siniestro.

“Los techos destruidos sobrepasan los 500, mientras que los derrumbes parciales de cubierta suman más de 1.080, informó el titular de la Construcción, René Mesa, en una reunión del Consejo de Ministros , reseñó el diario estatal Granma.

Mesa señaló que su cartera ha comenzado a comercializar materiales para reconstruir las viviendas afectadas.