El Papa Francisco ha reconocido que miembros del clero católico abusaron de un grupo de monjas, lo que se suma a una serie de acusaciones recientes sobre abuso sexual generalizado por parte de sacerdotes y encubrimientos por parte de la jerarquía eclesiástica.

“No es que todos hagan esto, pero ha habido sacerdotes y obispos que lo han hecho”, declaró el sumo pontífice a los periodistas a bordo del avión papal el martes pasado, según lo reseñó AP.

El Papa Francisco será el anfitrión de una reunión de obispos y cardenales en dos semanas para tratar el tema más amplio del abuso sexual del clero – incluyendo, en gran parte por primera vez, a las víctimas adultas y la rendición de cuentas de los que se encuentran en la cúspide de la iglesia.

“La credibilidad de la Iglesia ha sido seriamente socavada y disminuida por estos pecados y crímenes, pero aún más por los esfuerzos hechos para negarlos u ocultarlos,” escribió Francisco en una carta a los obispos de los EE.UU. el mes pasado. “Esto ha llevado a una creciente sensación de incertidumbre, desconfianza y vulnerabilidad entre los fieles”.

Con información de The Washington Post