Este viernes fue anunciado por el enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, ciertas restricciones de visados que se aplicarán para docenas de aliados en el régimen de Nicolás Maduro, que además afectarían a sus familiares.

Parte de la restricción indica que a partir de ahora, los que se vean afectados por la medida, no podrán entrar en territorio estadounidense.

Asimismo, Abrams explicó en una rueda de prensa en el Departamento de Estado de EEUU que estas afectarán al “círculo cercano” de Maduro, aunque no dio detalles de quiénes son las personas afectadas.

Después de asegura que los Estados Unidos mantendrá la presión sobre Maduro ayudando a Juan Guaidó, proclamado presidente interino de Venezuela, reiterando que “las dictaduras se acaban”.

Finalmente, Abrams dijo que el apoyo de Rusia y China ayuda al régimen de Maduro: “Les hemos argumentado que esto no les va ayudar, que si lo que quieren recuperar el dinero, Venezuela no va a pagarles”.

Y reiteró que sí mantiene contactos con el régimen de Maduro pero que se reducen a la seguridad de los estadounidenses en Venezuela: “Tenemos una embajada y doce ciudadanos en prisión”.

Con información de EFE.