La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas de protección urgentes dirigidas a la Maternidad Concepción Palacios, en Caracas, Venezuela, al considerar que sus pacientes se encuentran en riesgo de daño irreparable.

El ente de la Organización de Estados Americanos (OEA) pidió al régimen de Nicolás Maduro, proteger los derechos de mujeres y recién nacidos; así como adoptar las medidas necesarias para proteger su salud y sus vidas.

Entre los argumentos presentados para solicitar la intervención del organismo multilateral, se indicó que la Maternidad Concepción Palacios solía atender a mil 200 mujeres por mes y actualmente está a la mitad de su capacidad debido a la falta de insumos clínicos, medicamentos, productos de limpieza y de desinfección, suministro permanente de agua y electricidad.