COMPARTE

A pocos días de cumplir un año como alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt habla de cómo fue su llegada a la comuna, de los proyectos que están ejecutando y de los retos de su gestión.

“Durante el primer año nos hemos enfocado en ordenar las finanzas de la municipalidad, que recibimos una situación bastante complicada, había habido un endeudamiento durante la última gestión, muy significativo, ya que recibimos la alcaldía con un endeudamiento de alrededor de 90 millones de dólares”, aseguró Muyshondt.

Esta deuda, mencionó, era de obligaciones financieras y con proveedores, a parte de una serie de contratos que comprometen mensualmente los recursos de la comuna, lo que considera que son un endeudamiento “disfrazado”. Entre ellos está el contrato de iluminación y el de recolección de desechos sólidos, los cuales han complicado la situación económica de la municipalidad.

Para poder sacar adelante la comuna, el alcalde sostiene que ha buscado el involucramiento de otros actores, como la cooperación internacional, y trabajar en conjunto con las comunidades en diferentes proyectos, donde las organizaciones de vecinos han estado muy involucrados para poder multiplicar los recursos municipales.

En el tema de los contratos de la alcaldía, aseguró que han buscado en algunos casos, renegociaciones para poder continuar con ellos, como el caso del Mercado Cuscatlán donde han obtenido un descuento de alrededor de $30,000 a través de un arreglo verbal con el propietario y están a la espera de hacerlo formal, luego de hacer un valúo del inmueble; además de tomar en cuenta consultas hechas a entidades como la Corte de Cuentas y el Ministerio de Hacienda.

“Eso significa un ahorro de más de ocho millones de dólares a lo largo del contrato para la municipalidad, que vamos a poder invertir en obras prioritarias para la gente”, explicó el edil.

Con el contrato de desechos sólidos, que está por vencerse en los próximos días con la empresa de Manejo Integral de Desechos Sólidos (Mides) y que ante la interrupción del servicio por parte de esa compañía, tuvieron que buscar una alternativa que diera mejores condiciones económicas y contractuales.

En cuanto a la deuda con los proveedores, expuso que han podido solventarla por medio de una titularización de más de $20 millones.

“A pesar de que hemos hecho muchísima obra, hemos venido reduciendo la situación de endeudamiento que recibimos de la municipalidad anterior. Muchas de las obras que se inauguraron durante las gestión anterior a nuestra gestión le ha tocado cancelarlas, como el caso de buena parte de la restauración del Centro Histórico, de las plazas, el cableado subterráneo. Hemos agradecido la paciencia de los proveedores de la municipalidad”, indicó el alcalde.

Muyshondt explicó que han estado realizando esfuerzos para aumentar la recaudación de impuestos sin aumentar las tasas, logrando la regularización de pagos de contribuyentes que no los pagaban, entre estos algunas estructuras publicitarias que no estaban reguladas, al igual que torres y antenas.

Además, están en el proceso del cobro de la mora en la que se encuentran muchos contribuyentes y avanzar con el principal deudor que es el gobierno central, manifestó, ya que adeuda varios millones de dólares de impuestos a la comuna.

“El problema que tenemos es para el hacer coercitiva nuestra recaudación. Si alguien no nos paga no podemos suspenderle el servicio de recolección de desechos porque perjudicamos la salud de la gente, entonces tenemos que buscar mecanismo para ejercer más coacción en la recaudación de los tributos, ser más eficientes y promover la facilidad de trámites y de inversión y generar la confianza para que haya más inversión y eso haga llegar más recursos a la municipalidad sin subirle las tazas municipales a la gente”, insistió el edil.

Proyectos futuros

En cuanto a las ventas de la calle, Muyshondt opina que siempre han estado en la misma situación, donde la comuna tiene acuerdos con los vendedores acerca de los límites para poder realizar sus actividades comerciales.

“Sí necesitamos de muchísima colaboración no solo de los vendedores, sino de nuestra gente a que bote la basura en su lugar, a que cuiden las plazas y los parques”, dice Muyshondt.

El alcalde explica que tienen un equipo de desechos sólidos que de forma permanente está trabajando durante 21 horas en la recolección de basura y barrido en la zona, pero las personas siguen botando la basura en la calle.

En cuanto a los proyectos a corto plazo habló de la construcción de tres megamercados a través de una sociedad de economía mixta, uno ubicado en el parque Hula Hula y otro en el predio exbiblioteca nacional, además del rescate de infraestructuras que están abandonadas que servirán como mercaditos de paso, que ayudarán a la comuna a recuperar aceras y calles que están ocupadas por el comercio informal.

“Es importante el trabajo en conjunto con entidades del ejecutivo, como el Viceministerio de Transporte, con el tema de las rutas y las paradas de buses; con la PNC, en temas de seguridad y de orden; con la Anda, en temas de infraestructura; en el Centro Histórico, de la red hidráulica y la red de aguas negras, que permitan traer más inversión y oportunidades al centro”, dijo el alcalde capitalino.

El edil mencionó varios programas que están ejecutando como Cancha para todos, que les está generando cambios positivos en los residentes, recuperando espacios públicos e iluminando.

Habló del Parque Cuscatlán, el cual va a generar un espacio de convivencia que será el inicio del proyecto del Corredor Urbano que conectará con el Centro Histórico.

Otro de los proyectos es la Smart City, para la cual colocarán 1,600 cámaras de videovigilancia, habrá drones que podrán informar sobre algún hecho en el municipio, botones de pánico colocados en espacios públicos, un centro de monitoreo y el Cuerpo de Agentes Metropolitanos (CAM) que estará geolocalizado y equipado para atender las emergencias y que trabajará en conjunto con la Policía.

Dicho proyecto esperan comenzar a desarrollarlo a medio año, ya que están trabajando en las bases de licitación y comenzaría a operar a finales del 2019.

Por ElSalvador.com

COMPARTE
últimas noticias