El pasado jueves, Estados Unidos lanzó ciberataques contra ordenadores que regulan sistemas de lanzamiento de misiles en Irán. Ese día, el presidente Donald Trump había autorizado una operación con aviones y barcos que frenó tras entender que causaría la muerte de un centenar y medio de muertes.

La ofensiva cibernética del jueves inutilizó los sistemas de ordenadores empleados en el control de cohetes y misiles de Irán.

Según EFE, citando a varios medios locales, los ataques fueron preparados durante semanas y fueron decididos como respuesta directa al derribo días antes de un dron estadounidense por un misil tierra-aire iraní en las cercanías del Estrecho de Ormuz, así como a las agresiones contra dos cargueros el pasado 13 de junio en esa misma zona, a unas 30 millas de la costa de Irán.

Efectivos del Cibercomando estadounidense fueron los encargados de llevar a cabo esas acciones, que fueron propuestas por el Pentágono después de que el 13 de junio dos barcos, uno propiedad de un armador noruego y otro japonés, sufrieron impactos y explosiones al salir del estrecho de Ormuz, a unas 30 millas de la costa iraní, algo de lo que Washington acusó a Teherán.

últimas noticias


Sucesos

El caso de Hickman's Family Farms

MS-13: "Te unís o te morís"


Política

La representante Tricia Cotham deja el Partido Demócrata para unirse al Republicano


Nacional

En Florida preparan ley contra los periodistas y medios de comunicación