FRONTERA. Migrantes aguardan cerca de la frontera entre México y Estados Unidos. | Foto de archivo.

Unos siete migrantes fueron reportados muertos cerca de la frontera sur por las autoridades de Texas. Los extranjeros se vieron afectados por la ola de calor. Entre los fallecidos está una mujer, un niño y dos bebés, reseñó Reuters.

El hallazgo lo hizo la Patrulla Fronteriza, cerca del río Bravo ubicado al sur de Texas. La noticia fue revelada el lunes, 24 de junio, por un funcionario que pidió no ser identificado.

Trascendió que la fecha de la muerte de la mujer y los tres menores de edad pudo ser el domingo. Se presume que fueron afectados por el calor y una deshidratación en una zona de al menos 29 kilómetros al este de McAllen.

En la zona oeste del estado se reportó otro incidente distinto. El 19 y el 20 de junio, ciudadanos alertaron sobre migrantes perdidos. La Patrulla Fronteriza encontró dos cuerpos de hombres cerca de Carrizo Springs posteriormente, de acuerdo con información oficial.

El 20 de junio también hallaron un cadáver en estado de descomposición a orillas del río Bravo, en una zona próxima a Normandy. Se presume que todos fueron afectados por la ola de calor.

Con información de Reuters.