Manifestantes irrumpieron en la legislatura de Hong Kong y ocuparon el complejo este lunes por la noche, en el aniversario del retorno del territorio semiautónomo al dominio chino, lo que ha escalado una crisis que está poniendo a prueba el control de la ciudad por parte de Pekín.

Los manifestantes, en su mayoría jóvenes, rompieron persianas metálicas, rompieron ventanas y derribaron cercas metálicas alrededor del Consejo Legislativo, para finalmente entrar al edificio donde la policía antidisturbios trató de hacerlos retroceder con gas lacrimógeno. Mientras tanto, una marcha pacífica masiva cerró las principales vías de comunicación de la ciudad, la última de una serie de actos que han sacudido el centro financiero asiático en las últimas semanas.



Crédito: Jerome Favre / EFE

PROTESTAS. Un manifestante coloca una bandera británica sobre el emblema de Hong Kong tras irrumpir en la sede del Parlamento, este lunes en Hong Kong

El video transmitido desde el interior del complejo legislativo por las estaciones de televisión locales mostraba a la policía antidisturbios detrás de contraventanas metálicas, mientras los manifestantes golpeaban repetidamente contra ellos e intentaban abrirlas con palancas.

A las 9:30 p.m. hora local, docenas de demonstadores habían entrado al edificio y podían ser vistos deambulando por el complejo con cascos amarillos y paraguas. Los manifestantes pintaron con spray graffitis en las paredes de paneles de madera, maldiciendo al gobierno de Hong Kong. Mientras otros vaciaron los despachos de sillas y escritorios.



Crédito: Jerome Favre / EFE

CRISIS. Hongkoneses tratan de irrumpir en la sede del Parlamento tras protesta masiva

Afuera, los manifestantes aplaudieron mientras se abrían más ventanas y puertas.

Con información de The Washington Post