El presidente Donald Trump suma otra demanda contra su Administración por sus políticas migratorias. Esta vez el Proyecto de Asistencia Internacional para Refugiados y el Centro de Refugiados e Inmigrantes para la Educación y los Servicios Legales introdujeron una demanda contra el endurecimiento en los procesos de solicitud de asilo.

Los grupos de inmigrantes ejercieron la acción legal ante el Tribunal de DC, en representación de solicitantes de asilo que han sido deportados o serán devueltos a sus países de origen proximamente, reseñó la agencia Efe.

Las organizaciones argumentan que las nuevas normas del gobierno dificultan a los solicitantes de asilo aprobar las entrevistas de miedo creíble, un paso que plantea “un escenario de vida o muerte” para quienes buscan protección estadounidense.

“(El gobierno) ha intentado deliberadamente reducir el número de personas que aprueban la evaluación de temor creíble mediante la adopción de nuevas reglas, que se describen en un manual de capacitación para oficiales de asilo distribuido en abril de este año”, argumentan los abogados de los grupos.

También aseguran que las nuevas reglas vuelven cada entrevista de miedo creíble en una “audiencia sesgada y polémica”, en la que los funcionarios buscan cualquier motivo para desestimar el temor manifestado por los solicitantes y rechazar sus peticiones.

Con información de Efe.