Este jueves el secretario en funciones del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kevin McAleenan informó a la comunidad su posición acerca de la política tolerancia cero, impulsada por el Presidente Donald Trump.

Para McAleenan esta propuesta puede que tenga “buenas intenciones”, pero lo mejor fue haberle puesto fin.

A su juicio “A pesar de las buenas intenciones, generó una pérdida de confianza por parte de la población, por lo que el presidente Trump hizo bien en ponerle fin”. Agregando además que “la medida solo sirvió para separar a miles de menores migrantes de sus acompañantes en el límite fronterizo”.

El funcionario, que recordemos asumió la jefatura del DHS el pasado mes de abril lamentó profundamente todo el “ruido mediático” que generó este hecho y el grado de atención que generó esta medida tan solo unas semanas luego de haber sido anunciada.

“Esta política duró seis semanas, terminó hace ya trece meses y sin embargo es objeto de procesos judiciales que aún están en marcha”, apuntó.

Con información del Excélsior