Una madre migrante y su pequeño hijo murieron ahogados cuando intentaban cruzar el río Bravo desde México hacia Estados Unidos, informaron este martes autoridades consulares hondureñas.

“Fuimos notificados por la autoridad fronteriza del Sector Del Río que estas personas traían documentación hondureña”, dijo a Efe la cónsul de Honduras en la localidad fronteriza de McAllen (Texas), Ana Bulnes.

En una declaración enviada a Efe, un portavoz de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) indicó que el hecho ocurrió el miércoles 11 de septiembre en horas de la mañana.

La Prensa de Honduras confirmó que se trata de la joven hondureña, de 27 años, Idalia Yamileth Herrera y su pequeño hijo, Iker Gael Córdova, quienes tenían alrededor de tres meses de estar en un albergue de Matamoros, México, pero ella se desesperó y tomó la decisión de cruzar el río.

Según el medio, la mujer procedente del departamento el Valle, de Honduras, decidió cruzar el río para reunirse con su esposo y sus dos hijas mayores, lastimosamente la fuerza de las corrientes de agua del río no se lo permitieron.

El portavoz de la CBP explicó que el pasado 11 de septiembre “agentes de la Patrulla Fronteriza asignados a la estación de Del Río recibieron información sobre un posible ahogamiento en río Grande (río Bravo)”.

Según el portavoz, se activó una “búsqueda intensiva” realizada en helicóptero por un equipo de operaciones aéreas y marinas de la CBP en un área próxima al riachuelo San Felipe.

Agentes de Marina de la Patrulla Fronteriza que se desplazaban en bote lograron rescatar los cuerpos y notificaron a las autoridades locales, quienes tomaron custodia de estos, agregó la información.

De acuerdo con información de La Prensa de Honduras, antes de la tragedia la joven madre salió de su país hacia Estados Unidos y solicitó asilo, pero la regresaron a México para esperar el proceso de su trámite.

Padre e hija salvadoreños mueren ahogados en el río Bravo

En junio pasado, un padre salvadoreño y su pequeña hija Valeria también perdieron la vida cuando intentaban cruzar el río Bravo, tragedia que quedó plasmada en una impactante fotografía que atrajo la atención de los medios y encendió el debate en el país sobre la situación de los migrantes en la frontera entre EE.UU. y México.

La tragedia de los inmigrantes salvadoreños ocurrió la tarde del domingo 24 de junio de este año, en la ciudad de Matamoros, en el nororiental estado mexicano de Tamaulipas, aproximadamente a un kilómetro del puente nuevo internacional.

El lunes, la madre y esposa de los fallecidos, Tania Vanessa Ávalos, quien logró ser rescatada, informó a las autoridades que el agua se llevó primero a la niña y fue su padre quien salió en su ayuda, pero que ambos fueron arrastrados por la corriente del río y desaparecieron.

El matrimonio de migrantes era originario de El Salvador y estaba conformado por Tania Vanessa Ávalos y Óscar Alberto Martínez Ramírez, de 25 años, y por la menor Valeria de un año con 11 meses, quienes llegaron a la ciudad de Matamoros, en el estado de Tamaulipas para pedir asilo político en Estados Unidos.

Fuente: El Salvador