De acuerdo a la acción legal más reciente contra las políticas migratorias del Gobierno del presidente Donald Trump, inmigrantes el derecho a consultar abogados, en medio de un intento de acelerar revisiones iniciales de solicitudes de asilo.

De acuerdo a lo reseñado por Voz de América, la demanda federal entablada en Washington D.C. impugna los procedimientos de vía rápida implementados en El Paso, Texas, a principios de octubre.

Hasta por una hora pueden estar detenidos los solicitantes de asilo por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, (CBP por sus siglas en inglés). Durante ese tiempo, deben llamar a familiares y abogados.

Las instalaciones de la CBP son “agujeros negros legales”. “Las revisiones aceleradas socavan sistemáticamente las garantías procesales de los solicitantes de asilo al hacerlos pasar por el proceso de miedo creíble sin acceso a asesoría”, se reseña en la demanda.

El programa para las personas que no son de México, llamado “Revisión Acelerada de Caso de Asilo”, había procesado a 392 personas hasta el 26 de noviembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.