Este martes se estableció un acuerdo migratorio que le permitirá a las autoridades del país enviar a solicitantes de asilo a Honduras y de esta manera impedir que vuelvan a solicitarlo en Estados Unidos, según infirmó el diario Los Angeles Times.

La medida fue anunciada por el Departamento de Seguridad Nacional en septiembre, pero se confirmó a través del Times, que fue el primer medio en informar que “el acuerdo bloquearía a los solicitantes de asilo en los Estados Unidos” , si Honduras o algún otro país de Centroamérica rechaza sus solicitudes de asilo.

Con la aprobación de este acuerdo, las autoridades tendrían la potestad de enviar solicitantes de asilo, que permanezcan en la frontera entre México y Estados Unidos a Honduras, “independientemente de si vienen del país (EEUU)”, explicó el medio.

Una medida que a juicio de los funcionarios de inmigración evitaría que las poblaciones vulnerables fueran “victimizadas por los contrabandistas”, quienes se han estado lucrando con los migrantes, al brindarles traslados ilegales a bajo costo y que ponen en riesgo sus vidas.

Este acuerdo entre Estados Unidos y Honduras pasaría a formar parte de uno de los muchos esfuerzos del presidente Donald Trump para acabar con los solicitantes de asilo en la frontera.