COMPARTE

Brenda cumplió el sueño americano, es una salvadoreña nacida en Estados Unidos que trabaja como especialista en Recursos Humanos y vela por el derecho laboral de sus compatriotas y el de otras personas de diferentes nacionalidades.

Brenda Hernández trabaja como analista de Recursos Humanos de la Compañía Serco Inc. NA, y entre sus funciones está la de dar a conocer los beneficios para 8,000 empleados en Estados Unidos y Canadá, ella se encarga de explicarles los beneficios del seguro de vida, la cobertura medica, dental y de visión, así como un programa de asistencia especializada para los empleados.

“Me especializo en atender programas que beneficien a empleados con discapacidad, y formo parte del comité de bienestar de la empresa, con el objetivo de resolver problemas financieros, emocionales, sociales y físico de los empleados”, dice Brenda.

Además ella tiene la oportunidad de viajar a otros estados de Estados Unidos y Canadá para presentar todos los servicios y prestaciones a los empleados nuevos de su compañía.

Serco Inc. NA, es la división Norte Americana de Serco Group PLC, donde también trabajan migrantes salvadoreños con estatus legal y de otras nacionalidades, que según Brenda le toca atender y a quienes trata por igual.

Brenda posee su titulo académico de licenciada en Asuntos Globales de la Universidad de George Mason, en Fairfax, Virginia, que obtuvo en 2013.



Crédito: El Diario de Hoy

SUPERACIÓN. Los padres de Brenda, José Domingo Hernández y Marlene Hernández, el día que se graduó de licenciada

“En los tres años de trabajar para Serco Inc., he recibido tres premios por Excelencia y un cuarto que es un reconocimiento especial, todos estos me los he ganado por haber ejecutado con éxito los proyectos que tengo a mi cargo cada año”, dijo Brenda sonriente.

Además la salvadoreña expresa que su próxima meta es obtener una maestría con la cual pueda desenvolverse con más personas.

Contó que espera muy pronto visitar El Salvador donde quiere disfrutar de las pupusas que son muy famosas; además visitar las playas y lugares turísticos que no conoce del país de sus padres.



Crédito: El Diario de Hoy

PREPARACIÓN. Su título que la acredita como Licenciada en Artes

“Cuando miro hacia atrás, le doy gracias a Dios por mi éxito de los cual me siento orgullosa porque he logrado, el sueño americano, por supuesto nunca lo hubiese conseguido sin mis padres quienes vinieron a este país a trabajar de inmigrantes y lograron ser ciudadanos y por ellos nací en este país y les agradezco mucho a Dios y ellos son todo para mí”, expresó Brenda Hernández.

“Pero creo que significa mucho más para mis padres. Se que las oportunidades que ellos tenían disponibles cuando tenían mi edad fueron muy diferentes. Se que la decisión de migrar a los Estados Unidos fue para que mis hermanas y yo pudiéramos alcanzar el éxito con mucho menos obstáculos”, afirmó.

“Hoy, creo que mis oportunidades profesionales se muestran mucho a ellos. En el sentido de que soy capaz de asegurar un futuro financiero estable y un estilo de vida que me permitirá pasar más tiempo con ellos a medida que envejecen. Quiero ser ejemplo para mis sobrinas y sobrinos y espero que mis logros les muestre motivación y aliento para establecer metas y cumplirlas”, expresó Hernández.

Sus padres emigraron hace 35 años

Los padres de Brenda, sufrieron como cualquier inmigrante para viajar desde El Salvador a Estados Unidos, tres veces mojados como lo dice una canción del grupo mexicano Los Tigres del Norte, melodía dedicada a los inmigrantes que se ven forzados a salir de su país en busca de un mejor futuro.

Marlene Hernández y José Domingo Hernández son padres de cinco hijas, incluyendo a Brenda, y decidieron tomarse el riesgo de viajar en los mas duro de la guerra en El Salvador y arriesgaron sus vidas para darles un mejor futuro.

Hoy Brenda ha logrado su sueño americano, el deseo de muchos salvadoreño que viajan a ese país.

“Decide venirme a Estados Unidos porque en El Salvador, no veía futuro para mis hijas y no alcanzaría a darles la educación que hoy todas tienen”, contó Marlene Hernández madre de Brenda y de cuatro hijas más.

Comentó que primero viajó su esposo José Domingo Hernández, con todas las dificultades que se le presentaron en el camino, pero él viajaba con la mentalidad de que toda su familia estaría reunida un día.

Hoy gracias a Dios dijo, toda la familia está junta y unida. “Hemos logrado nuestro objetivo el porvenir de todas nuestras hijas quienes supieron aprovechar los que Estados Unidos les ofreció, un futuro mejor”, finalizó Marlene Hernández.

Fuente: El Salvador

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS