Este miércoles, autoridades médicas brasileñas anunciaron que habían detectado el primer posible caso de coronavirus en el país.

La potencial infectada sería una mujer de 35 años de edad que recientemente había viajado a la ciudad de Shanghái, en China, donde el virus comenzó a propagarse.

El pasado sábado, 18 de enero, la mujer llegó a Belo Horizonte, capital del estado de Minas Gerais.

Actualmente se encuentra recluida en el hospital Eduardo de Menezes, en la región de Barreiro.

Según indicaron las autoridades, en la actualidad, la paciente se encuentra clínicamente estable.

En el país, se encuentran realizando estudios para poder determinar si ciertamente contrajo la enfermedad en china, la cual ya ha matado a 17 personas en ese país.

A través de un comunicado, las autoridades indicaron que teniendo en cuenta el contexto epidemiológico actual del país donde se encontraba la paciente, surge la hipótesis de que presenta una enfermedad causada por el nuevo coronavirus, microorganismo por el cual se ha emitido una alerta sanitaria internacional por su potencial pandémico de alto riesgo para la vida y el impacto de asistencia.

En América Latina, otro posible caso de coronavirus fue detectado en el estado mexicano de Tamaulipas, el cual, según informó en la mañana del miércoles el presidente de ese país, Andrés Manuel López Obrador, ya el paciente estaba siendo atendido, por lo que se mantienen en alerta ante una posible propagación del mismo.

El mandatario también explicó que no se sabe cómo habría llegado el virus hacia México y exhortó a los medios de comunicación a esperar contar con más información para poder notificar al país sobre lo que realmente ocurre con este caso.

En el continente americano también fue diagnosticado un paciente con este brote, el hombre está en el estado de Washington, en Estados Unidos y también había viajado a China, específicamente a la ciudad de Wuhan, donde se originó el brote; según las autoridades estadounidenses, se encuentra bastante enfermo, pero estable.

Fuera de China también se han detectado casos, en Tailandia, Japón, Corea del Sur y Taiwán.

China, por su parte, elevó el miércoles a 17 el número de muertos e indicó que hay más de 400 casos en la provincia de Hubei, cuya capital es Wuhan. En consecuencia, el gobierno chino declaró un estado de cuarentena para esa ciudad, cerró sus accesos y canceló los servicios de transporte.

El virus está presente en al menos 13 provincias chinas, además de las regiones administrativas especiales de Hong Kong y Macao, que confirmaron este miércoles sus primeros casos.