El gobierno de Estados Unidos, incorporó a otras seis naciones a su lista de países con veto migratorio donde incluyó Nigeria, la más populosa de África.

Los ciudadanos de ese país, junto con los de Eritrea, Sudán, Tanzania, Kirguistán y Myanmar tendrán más limitaciones al momento de obtener ciertos tipos de visas para ingresar a Estados Unidos.

Personas de estas naciones, podrán visitar Estados Unidos en calidad de turistas.

El Gobierno de Donald Trump ha argumentado que la restricción de entrada es vital para la seguridad nacional de su país.

El mandatario afirmó garantizar con esta orden que los países cumplan con las medidas de seguridad.

Dicha orden ejecutiva debe entrar en vigor el 22 de febrero y para muchos analistas con ella se busca prohibir que musulmanes ingresen a Estados Unidos.

La norma afecta al país más poblado de África, Nigeria y supone un nuevo golpe a la inmigración en pleno año electoral.

La Administración del primer presidente sometido a un juicio político en el siglo XXI, anunció el pasado viernes que añadía seis países más a la lista de naciones que la Casa Blanca prohíbe la entrada en Estados Unidos.

Con esta nueva directiva, Washington cierra prácticamente la puerta a la inmigración al país con mayor población de África, Nigeria.

La nueva lista aparece tres años después de que el presidente Trump, en una de sus primeras decisiones como mandatario de EEUU, firmara una ley donde restringía la entrada de países de mayoría musulmana.

La expansión de esta restricción afecta a una población de aproximadamente 135 millones y suma un total de 13 países.

Sin embargo, este nuevo veto no supone una prohibición total como la que refrendó en 2018 el Tribunal Supremo y que afecta a siete naciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.