Gerentes de la Cámara de Representantes alegaron este lunes que los senadores tienen el “deber” de destituir a Trump de su cargo al abrir los alegatos finales del juicio político, después de que la semana pasada votaran para no llamar testigos sobre su conducta hacia Ucrania.

Se espera que los senadores escuchen tanto a los gerentes de la Cámara de Representantes, dirigidos por el representante Adam B. Schiff, como a los abogados de Trump, dirigidos por el consejero de la Casa Blanca, Pat Cipollone y el abogado personal de Trump, Jay Sekulow.

De ser así es posible que el juicio termine este miércoles con una absolución.

El representante Adam B. Schiff, el principal encargado de la impugnación, citó al difunto congresista Elijah Cummings cuando los encargados de la Cámara terminaron la primera hora de su presentación.

“Cuando se escriban los libros de historia sobre esta tumultuosa era, quiero que muestren que yo estaba entre aquellos en la Cámara de Representantes que se enfrentaron a la anarquía y la tiranía”, Schiff citó a Cummings al principio de la investigación de la impugnación.

Schiff reservó el resto del tiempo de los directivos, lo que significa que tendrán la oportunidad de hablar de nuevo después de que los senadores escuchen a los abogados de Trump.

Justo cuando el Senado se preparaba para retirarse a almorzar, Trump se puso al frente del juicio a través de su cuenta de Twitter. Y desde allí envió tuits en los que planteaba preguntas sobre el denunciante, cuyo alegato provocó la investigación de la impugnación y Schiff, el principal administrador de la Cámara.

“¿Dónde está el denunciante?” “¿Dónde está el segundo denunciante? ¿Dónde está el informante? ¿Por qué el político corrupto Schiff inventó mi conversación con el presidente ucraniano? ¿Por qué la Cámara de Representantes no hizo su trabajo? ¡Y mucho más!”.

Twitter

Preguntas de Trump

Traducción libre de The Washington Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.