Al menos cinco personas fallecieron en distintos estados del país como consecuencia del paso de tormentas, elevando este viernes la alerta por las condiciones metereológicas. Además, se registró la destrucción de infraestructuras.

En Spartanburg, Carolina del Sur, un tornado tocó tierra el jueves de acuerdo con un reporte de CBS, con la caída de gran parte del tendido eléctrico y daños a las viviendas. En Mississippi también hubo reportes de este fenómeno, que afectaron casas rodantes.

En Delaware y Maryland se mantienen los avisos de tornados, alertó el Servicio Nacional de Meteorología (NWS, en inglés).

Las tormentas se deben a un frente frío que atraviesa la costa este de Estados Unidos. En Virginia, el gobernador Ralph Northam declaró estado de emergencia por fuertes lluvias e inundaciones en el área, reseñó Efe.

“Este clima es potencialmente peligroso, y los ríos y arroyos pueden generar inundaciones horas después de que haya pasado la lluvia”, alertó Northam.

Con información de agencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *