La tarde de este domingo el Ejército irrumpió en el Salón Azul de la Asamblea Legislativa de El Salvador, acompañados de agentes de la seguridad de choque de la UMO y de la Policía Nacional Civil, reseñó elsalvador.com.

El asombro de los diputados que llegaron a la Asamblea no cabía en sus rostros al verse acorralados por el Ejército.

Incluso, diputadas como Felissa Cristales, de ARENA, que abogaban por brindarle el apoyo al presidente de la República, Nayib Bukele, que exige a los diputados aprobar el préstamo de $ 109 millones para seguridad, optó por irse de la Asamblea, ante un atropello a la democracia por parte del Ejecutivo, denunciaron legisladores a los periodistas.

Twitter

Video de elsalvador.com

En un principio se vislumbraba que algo así ocurriría, desde el momento en que la seguridad del Estado Mayor y la Policía tomaron posesión de la seguridad de la Asamblea Legislativa.

Los diputados de GANA y del PCN, quienes acudieron a recibir a Bukele, se mostraron incómodos por la presencia de los agentes de seguridad.

El diputado Guillermo Gallegos, de GANA, aclaró que no tenían los votos para realizar una plenaria extraordinaria, que lo que harían era recibir al presidente. El titular de la Asamblea, Mario Ponce, no acudió al llamado.

Fuente: elsalvador.com.