Nicolás Maduro creó una supuesta “comisión presidencial” para restructurar a una Pdvsa sensiblemente debilitada por años de corrupción chavista.

Tras reconocer que, más allá de las sanciones del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, la producción ha caído en buena medida por el desfalco cometido por funcionarios del fallecido Hugo Chávez y su propio régimen, Maduro prometió un nuevo ciclo para la industria petrolera venezolana.

“No acepto más excusas, producimos o producimos. Venezuela tiene que ser una potencia petrolera mundial”, enfatizó Maduro, tras establecer la comisión que lleva el nombre del fallecido exministro Alí Rodríguez Araque.

Además, el vocero chavista puntualizó que dicha comisión estará dirigida por Tareck El Aissami y el ingeniero químico Asdrúbal Chávez, quien se desempeñó como presidente de Citgo, filial de la petrolera venezolana en Estados Unidos.

Asimismo, Maduro incluyó a Vladimir Padrino López y Remigio Ceballos, altos exponentes de su cúpula militar, para “proteger” de cerca a la comisión.

Otros miembros serán: Néstor Reverol, Hipólito Abreu, María Gabriela Jiménez y Eduardo Piñate.

Por LaPatilla.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *