En el segundo día de deliberaciones del jurado del juicio por delitos sexuales del ex poderoso productor de cine de Hollywood, Harvey Weinstein, el panel solicitó releer el testimonio de una de las acusadoras, Miriam Haley quien mantuvo comunicación con el acusado luego de la presunta violación. Los jurados pidieron ver los correos electrónicos de Weinstein y Haley y revisar una serie de elementos que incluyen el testimonio de la actriz, Annabella Sciorra, su amiga Rosie Pérez entre otros elementos.

Las solicitudes de los jurados dejan ver ,que los siete hombres y las 5 mujeres que conforman el panel, están trabajando los aspectos más polémicos del caso, que descifran los contactos que sostuvo Weinstein con las mujeres que lo acusan, luego de haber supuestamente cometido los delitos sexuales.

En horas de la mañana, el jurado envió una nota al juez pidiendo ver pruebas clave relacionadas con Haley, ex productora asistente de Project Runway, señalando que requerían leer los hechos relacionados con el momento en que Weinstein supuestamente la agredió sexualmente en julio de 2006 en Nueva York, así como un segundo encuentro en el que tuvo relaciones sexuales con él en un hotel de Beverly Hills en California, unas dos semanas después.

Asimismo, solicitaron leer todos los correos electrónicos que incluyen a Annabella Sciorra, volver a escuchar todo el testimonio de la amiga de Sciorra, Rosie Pérez, y revisar todas las comunicaciones de Weinstein con los investigadores privados Black Cube y Guidepost Solutions, compañías que éste contrató para investigar a Sciorra y a otras mujeres que lo acusan de conducta sexual inapropiada.

Los miembros del panel pidieron revisar las comunicaciones entre el acusado y el ex consultor de la empresa Miramax, Paul Feldsher, quien fuera amigo de Sciorra y quien testificó que la actriz una vez describió lo que luego diría que fue violación como un simple encuentro “loco”.

El juicio por violación contra Harvey Weinstein se centra principalmente en las acusaciones hechas por Jessica Mann de 34 años. Mann, ex actriz, modelo y estilista que afirma que Weinstein la violó en 2013 en el hotel DoubleTree en Midtown Manhattan y Miriam Haley, ahora de 42 años que dice que fue violada en 2006. La fiscalía incluyó el testimonio de otras cuatro mujeres para reforzar la tesis de la conducta inapropiada reiterada.

Tras la relectura del testimonio de Pérez, los jurados fueron despedidos por el día sin llegar a un veredicto.

Para mañana jueves, que se desarrollará el tercer día de deliberaciones, se espera que los jurados lean los correos electrónicos solicitados.

Los miembros del jurado también pidieron revisar los correos electrónicos enviados por Weinstein a un detective privado en 2017 señalando a la actriz como una de las principales prioridades para la investigación.

En una lectura, palabra por palabra, del testimonio de Haley, dos reporteros de la corte leyeron al jurado el relato de Haley cuando Weinstein la invitó a su apartamento el 10 de julio cuando el productor “se abalanzó” sobre ella, la empujó a un dormitorio y a un cama, la sostuvo en sus brazos mientras él le practicaba sexo oral. El testimonio explícito, en el que Haley dijo que ella “se retiró” durante el ataque, incluyó la memoria del acusador de que Weinstein le quitó un tampón de la vagina mientras le rogaba que se detuviera.

Los reporteros de la corte también leyeron el testimonio de Haley sobre el incidente del 26 de julio en el TriBeCa Grand, en el que Haley acordó reunirse con Weinstein para “recuperar algún tipo de poder o algo”. Haley dijo que “se sintió como una idiota” y “se sintió entumecida” cuando la agarró y comenzó a tener relaciones sexuales con ella, llamándola “una puta y una perra”.

La lectura también incluyó las respuestas de Haley bajo el interrogatorio del equipo de defensa, incluida su confirmación de que no se resistió físicamente al sexo con Weinstein en el TriBeCa Grand.

El relato de Sciorra de haber sido violada por Weinstein en su departamento de Gramercy Park durante el invierno de 1993-94 no ha presentado cargos penales independientes debido al estatuto de limitaciones de Nueva York, pero su reclamo es un elemento esencial de dos cargos de asalto sexual depredador que involucran a Mann y Haley

La defensa solicitó al juez Burke que retire a una miembro del jurado que había publicado una reseña en línea de una novela sobre una adolescente y un maestro depredador. El juez se negó a retirar al jurado y dijo: “Ella simplemente no ha hecho nada malo”.