Con cada comienzo de temporada, los de los principales exponentes salen a relucir. En el béisbol de las Grandes Ligas no hay excepción, un enorme universo en donde la propia MLB dio con detalle su lista de 100 mejores peloteros de cara a la temporada 2020. Sorpresas, pocas. Mike Trout, jardinero de los Angelinos de Los Ángeles, aparece en el tope del conteo, siendo, sin lugar a dudas, el elemento de mayor valor hoy en día en el sistema de la gran carpa.

Otro tema que bien sabe alimentar la discusión subjetiva por saber quién o quiénes están por encima del resto tiene que ver con la juventud de sus protagonistas; sin embargo, se celebra que en los primeros lugares aparezcan piezas con la madurez suficiente para triunfar en el mejor béisbol del mundo sin siquiera llegar a su punto más alto de rendimiento.

Además, varios de los mencionados son de origen latino, llevando el español más allá de lo que alguna vez llegó a pensarse, con múltiples campeones y favoritos para alzarse con los principales galardones de la temporada regular.

Francisco Lindor (10)

El campocorto puertorriqueño de los Indios de Cleveland tiene mucho tiempo siendo considerado el parador en corto más destacado de su generación en la MLB. Con apenas 26 años de edad, el nativo de Caguas se luce campaña a campaña en su posición, cosechando dos Globos de oro en una franquicia con altos estándares por contar con la presencia del mítico Omar Vizquel en el puesto seis de la defensiva. Pero el Lindor también hace su trabajo con el madero. En 2019 soltó 39 jonrones y produjo 74 rayitas. Si el físico no le da la espalda, volverá a tener otra zafra de ensueño.

Juan Soto (11)

La sensación de los Nacionales de Washington es ahora la pieza más valiosa del lineup capitalino tras la salida de Anthony Rendon hacia los Angelinos. El jardinero dominicano fue uno de los hombres más importantes en el primer título en la historia de la franquicia, demostrando en postemporada que no le tiene miedo a los reflectores que apuntan hacia él en altas instancia. Con 34 vuelacercas y 110 remolcadas, Soto se mostró como un fuerte toletero, buscando seguir los pasos de su compatriota Albert Pujols, para muchos, el mejor latino en la historia de las mayores.

Ronald Acuña (12)

Desde que hacía vida en ligas menores, el venezolano no hizo más que brillar. Cuando compartió con el equipo grande de los Bravos de Atlanta en el spring training de 2018, Acuña dejó atónitos a propios y extraños. Cuando debutó en Grandes Ligas, todo se mantuvo igual, siendo ese prometedor pelotero que no defrauda en cada paso que da. Hoy, con el Novato del Año en el bolsillo, tiene metas claras. En 2019 una lesión lo apartó de ser 40-40 (40 o más jonrones y bases robadas); no obstante, al incorporarse a los entrenamientos del equipo Tomahawk, manifestó que su norte es aún mayor: 50-50.

José Altuve (17)

Aunque su presente está manchado por haber sido parte de aquellos Astros de Houston que implementar de manera ilegal un sistema de señas para adelantar a sus bateadores el pitcheo a realizar por parte de los serpentineros rivales, Altuve sigue siendo un tipo admirable. El venezolano, de apenas 1.68 metros de estatura, es el ejemplo a seguir de muchos niños y adultos a los que el físico no representa límites. Más que su accionar sobre el terreno de juego, queda seguir su reacción ante la más que asegurada crítica que llevará junto a sus compañeros en cada estadio que visiten durante la temporada 2020.

Javier Báez (23)

El infielder puertorriqueño de los Cachorros de Chicago es una joya intocable en la Ciudad de los Vientos. En 2019 asistió a su segundo Juego de Estrellas y dejó claro que no tiene otra meta que no sea seguir triunfando en una de las franquicias de mayor tradición en el béisbol norteamericano. Con cada calendario, el boricua se erige como uno de los peloteros que más fácil choca la bola, de ahí si agilidad para estar zafra a zafra entre los líderes de average de toda la Liga Nacional.

Starling Marte (25)

Aunque los Piratas de Pittsburgh pasen por debajo de la mesa por su falta de resultados positivos en los últimos años, el jardinero dominicano no pierde el ritmo y se supera con cada campaña que lo ve saltar al campo. Aunque ha sido objeto de múltiple rumores de cambio, en Pensilvania no tienen planes de dar de baja a su máxima figura con la intención de conformar un cuadro sólido que comande y puedan transcender.

Gleyber Torres (31)

Ser figura de los Yanquis de Nueva York no es para todos. Vestir el uniforme a rayas de los de la Gran Manzana es todo un lujo en el mundo de la gran carpa, pero defenderlo con la vida y dar los batazos importantes, es solo tema de unos pocos nombres. Torres cuenta con todas las herramientas para meterse en listas importantes dentro de la organización neoyorquina. Dentro de un lineup cargado de poder, el venezolano no desentona y siempre luce listo para chocar la bola con fuerza en cada turno.

Fernando Tatis Jr. (32)

2020 será la segunda temporada del dominicano que lleva en la sangre la experiencia de saber destacar en las mayores. El año pasado, Tatis Jr. hizo de todo por brillar con los Padres de San Diego, algo que probablemente se mantenga en la próxima campaña. Su facilidad para dar hits y su velocidad en las almohadillas solo son superadas por su prodigiosa defensa, apuntándose en las jugadas más destacadas de 2019.

Eugenio Suárez (35)

Su nombre no es el más repetido entre la infinita camada de peloteros venezolanos; sin embargo, el infielder de los Rojos de Cincinnati se hizo con un espacio importante entre los jonroneros de su país en MLB luego de establecer la marca de más vuelacercas (49) para los nativos de la nación caribeña en Norteamérica. El conjunto escarlata hizo movimientos importante en la temporada baja, por lo que se espera que Suárez pueda disputar los playoffs este año.

Yasmani Grandal (42)

En Chicago se genera un fuerte movimiento alrededor de los Medias Blancas. El cuadro patiblanco apunta a superar enormes retos y para ello se hicieron con los servicios del receptor cubano, uno de los tipos más completos de su posición. En 2019 vivió su mejor zafra en las Grandes Ligas, con 28 jonrones y 77 carreras remolcadas. Pero una de las cosas que más destaca es su paciencia en el plato, tomando 109 boletos el pasado año. A la defensiva, dejó porcentaje de fildeo de .993, con 41 asistencias y un porcentaje de retirados en intento de robo de 27%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *