María Meléndez pasó por una montaña rusa de emociones en los últimos meses. La alcaldesa de Ponce, en Puerto Rico, trabajó activamente para atender a las víctimas del huracán María, fenómeno que azotó a la isla en 2018, pero también a las de los constantes terremotos que sacudieron la tierra en la recta final de 2019 e inicios de 2020.

Mientras esto ocurría, su cuerpo pidió una pausa.

En noviembre del año pasado se sometió a un chequeo médico que reveló un tumor. La situación obligó a llevarla al quirófano, algo que no esperaba; sin embargo, el apoyo familiar fue fundamental.

“En un momento dado mi preocupación era el trabajo y dejé de atenderme con médicos y tanto el hombre como la mujer debe pensar íntimamente que no somos perfectos. Debemos preocuparnos por nuestro estado de salud. Pensamos que las tensiones, el trabajo y obligaciones vienen primero. Creo que en eso Dios puso su mano. En noviembre, después de tantos años, no había verificado mi salud”, manifestó en una entrevista exclusiva a El Tiempo Latino hecha por el director web, Ricardo Sánchez Silva.

Pese a que la alcaldesa advirtió que iba a correr otro periodo en el cargo, le pidieron guardar reposo por más de un mes. Fue operada el 19 de diciembre; no obstante, los terremotos la llevaron a adelantar su reintegro. “El tumor estaba localizado del endometrio, se eliminaron todas esas partes internas y estoy recibiendo un tratamiento preventivo cada 21 días. Me siento bien y fuerte. Gracias a Dios se eliminó el tumor”, añadió.

“Espero en Dios, que con salud y cuidándonos, poder seguir hacia adelante, de pie, de frente, hablando con la verdad y agradeciéndole a Dios por la vida cada día”, comentó al reportero senior de este medio. “Que el pueblo esté claro y seguro que aquí hay una mujer fuerte, decidida, determinada y digna”.

En D.C.

Actualmente, “Mayita” Meléndez se encuentra en Washington, donde se reunió con senadores “para dejar establecidos los daños y el desastre del terremoto que a partir del 28 de diciembre empezamos a sentir y, claro el más grave, el del 7 de enero”.

Los movimientos siguen en la isla, cada vez más suaves, pero se sienten casi a diario.

Pese a todo en la isla, la respuesta fue rápida.

“A las 48 horas de haber ocurrido (el más reciente sismo) ya había energía”. En el mencionado lapso también llegó el agua. Detrás de eso está la figura de Wanda Vásquez, actual gobernadora de Puerto Rico.

Eso, a su juicio, haca la diferencia con la administración anterior.

“Yo al señor gobernador (Ricardo Rosello) no lo vi sino hasta tres semanas después del huracán María. No había comunicación ni agua. La última comunidad mía que recibió energía eléctrica lo hizo un año después”, lamentó.

Su visita a D.C. es para acelerar todo tipo de trámite que le permita ver más temprano que tarde ese apoyo para paliar la situación de los más afectados por la más reciente tragedia: “vine a tocar puertas a los senadores para que esa ayuda suplemental (para el terremoto) se pueda adelantar y no tenga tanta burocracia como la que he tenido en el caso de María”.

Meléndez expresó que “en Ponce se han visto afectadas las zonas históricas (…). Hay calles abiertas que ya están funcionando con sus negocios, pero ha habido daños en edificios que tenemos que considerar para cerrar ciertas calles porque son edificios de cientos de años”.

En el sitio hay 17 edificios municipales afectados y más de 39 condominios con percances que obligaron a las autoridades a desalojar a las personas.

La alcaldesa no olvida el pasado y cómo eso puede formar nuevas opiniones de cara al futuro.

“Tuve muchas diferencias con el doctor Rosello a pesar de que éramos del mismo partido. La comunicación con los alcaldes no era la mejor. No escuchaba recomendaciones. La gobernadora es todo lo contrario. Ha escuchado al pueblo, a la asociación de alcaldes, a la agrupación del tercer sector”. Eso, comentó, podría ser el factor importante para brindarle su apoyo en las próximas elecciones: “En la experiencia de poder recibir a los alcaldes y alcaldesas y escuchar recomendaciones, ella lleva un paso adelante”.

Sobre el censo

La funcionaria puertorriqueña también aprovechó la oportunidad para hablar sobre la participación de los habitantes de la isla en el próximo censo y recomendó a la población estar informada.

Alentó a no tener miedo “de poder expresar cuántas personas viven en su casa, porque las ayudas federales están basadas en población”. Asimismo, pidió a los indocumentados llenar la planilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *