Entre el 12 de junio y 12 de julio del año en curso, el fútbol verá jugar al mismo tiempo dos de sus principales torneos por selecciones del planeta. La Copa América y la Eurocopa se llevarán a cabo en las mencionadas fechas, una situación atípica, pero que llena de emoción a los fanáticos del balompié. Por primera vez se verá en acción al mismo tiempo a las selecciones del Viejo Continente y del Nuevo Mundo en una lucha subjetiva para diferenciar el mejor del peor, también para equiparar los calendarios de cada una de las confederaciones de las zonas tanto suramericana como europea.

La razón es más que comprensible, una vez que se lleven a cabo este par de torneos, tanto en Suramérica como en Europa las citas tendrán una distancia de dos años respecto al Mundial. Cuando todo esto entra en vigencia, empezará el conteo de días para la Copa del Mundo Qatar 2022, y así sucesivamente, brindándole el descanso suficiente a los torneos por selecciones y dándole mayor peso y respeto a los clubes, especialmente a aquellos con el poder económico suficiente para mantener a las principales estrellas del planeta.

Aunque en la Copa América ya tiene definidos sus grupos y sedes, a la Eurocopa aún le restan cuatro cupos por definir; no obstante, hay series de Playoff que se estarán llevando a cabo en el mes de marzo y que darán vida a los cuatro cupos restantes. Para el momento hay 16 selecciones que todavía están a la espera de un boleto: Noruega, Serbia, Escocia, Israel, Georgia, Bielorrusia, Macedonia, Kosovo, Eslovaquia, Irlanda, Bosnia-Herzegovina, Irlanda del Norte, Islandia, Rumania, Bulgaria y Hungría tienen entre ceja y ceja el pase a la fase de grupos.


Movimientos de mercado

Aunque siempre se destaque el aspecto colectivo de cada participante, en este par de citas también están en juego nuevos contratos, salidas, cambios y transacciones que alimentan el día a día de cada una de las principales organizaciones del balompié.

Uno de los nombres que seguramente será seguido, no sólo por su calidad sino también por ser objeto de interés en varios de los principales clubes del planeta, es el de Neymar. El delantero brasileño actualmente figura del PSG y no ha dejado de llamar la atención al hacer entender que su destino es otro. En verano de 2019 se habló mucho sobre su posible regreso a Barcelona, pero nada de esto se concretó por cuestiones económicas. Ahora en Cataluña podrían usar a varias de sus principales piensas como moneda de cambio para volver a ver con su uniforme al amazónico.

Otro destacado futbolista que podría estar siendo objeto de un contrato en otro lugar sería el colombiano James Rodríguez. Actualmente con el uniforme del Real Madrid, el suramericano ha sido vinculado con otras organizaciones pues no cuenta con la confianza suficiente de la gerencia del equipo blanco, de ahí que ya haya jugado en Alemania en condición de préstamo. Esto podría abrir nuevas puertas ya que su calidad y capacidad técnica lo hacen brillar y ser pretendido no solamente en territorio germano como ya lo hizo una vez. Mucho se rumora de la ambición que hay sobre su figura tanto en Italia como en Inglaterra.

Mientras tanto, en Europa hay una figura que se erige por encima del resto pues su labor ha sido más que pasiva en los últimos meses por una lamentable lección que lo ha apartado del gramado; sin embargo, eso no le resta brillo y calidad. Paul Pogba, centrocampista del Manchester United y campeón del mundo en 2018 con Francia, es posiblemente la pieza más pretendida por el Real Madrid en los últimos meses. El galo ya había sido tentado en verano de 2019; no obstante, no se concretó nada entre las partes.

Ahora se espera que su salida del conjunto inglés sea más que confirmada, pero por un alto monto. Los últimos rumores aseguraban que en la capital española ofrecerían mucho menos de los 100 millones de dólares que hace varios años puso sobre la mesa el club inglés para traerlo desde Turín, donde vestía el uniforme de Juventus.

En el mercado de invierno, que supuso la frontera entre 2019 y 2020 se concretó otro acercamiento, pero nada que lograra abrir las puertas y tender puentes entre Manchester y Madrid. Si todo sale como está planificado, Pogba podría jugar la Eurocopa con la calma de saber no solamente que su físico está tono, también que hay una nueva casa para él, una que lo ha buscado durante mucho tiempo y que no fue sino hasta el verano de 2020 cuando logró concretar su compra y así vestirlo de blanco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *