Este lunes, en Bolivia se conoció que el pasado 24 de febrero, en la Villa Primero de Mayo, un barrio de la ciudad Boliviana de Santa Cruz, una de las más pobladas de Bolivia, de registró un caso de violación a una niña de 5 años por un adolescente de 12 años de edad.

Esta situación ha encendido las alarmas pero lo que más ha generado matriz de opinión, es que el menor agresor, de acuerdo a las leyes emanadas en su país, no puede comparecer ante un juez.

El representante de la Defensoría del Pueblo de Santa Cruz, Brayan Tintaya, tras una indagación realizada por esa entidad, confirmó el hecho de que la menor de 5 años fue agredida por el joven de 12.

La madre de la víctima reveló que el agresor, en este caso, el adolescente, llevó a su casa a la niña con engaños y allí cometió el abuso.

La niña sangraba, sus padres al notarlo le preguntaron sobre eso y ella les dijo que se había caído.

Un día después, al llevarla al hospital el personal del mismo le reportó a la Defensoría de la Niñez y la Adolescencia, que la menor, había sido violada.

Defensoría de la Niñez y la Adolescencia, instruyó a dos funcionarios para que indagaran el caso.

El representante de este ente, afirmó que una valoración psicológica determinó que el sangrado que tenía no era producto de una caída sino de una violación, por parte de otro menor.

La normativa boliviana establece que todo menor de catorce años son “inimputables” o no pueden ser juzgados, de hecho, la consecuencia de sus actos debe ser atendida por sus padres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *