Los octavos de final de la Liga de Campeones de Europa celebraron sus primeras llaves, al menos en sus compromisos de ida, una situación un tanto fuera de lo común y que dejó con más dudas que certezas a los grandes conjuntos, esos clubes históricos que año a año llegan con el mote de favorito, pero que esta vez deben cumplir con obligaciones extra si es que quieren meterse en el grupo de los mejores ocho.

Liverpool, Real Madrid y Juventus cayeron en sus encuentros de ida, no de forma tan abrupta, pero de una forma que sí coloca mucha presión sobre cada plantilla para poder hacer el trabajo si es que quieren decir presente en la próxima instancia. Pero hay otros conjuntos que también se ven comprometidos. Barcelona, por ejemplo, igualó, y el PSG, aunque cayó en condición de visitante, fue una gran incógnita en su choque. Lo propio para el Tottenham Hotspur.

Sin opciones

El campeón defensor llegaba a Madrid para medirse el Atlético, siempre difícil rival que no brilla ni desarrolla un fútbol estético, pero que tácticamente se ha encargado de complicar a los más grandes y poderosos clubes de Europa.

El cuadro Red no fue la excepción en la capital de España. Diego Simeone dispuso de una increíble táctica para ganar por la mínima, 1-0, que no define las cosas y que deja la eliminatoria lo suficientemente abierta para que el Liverpool puede hacer de su casa todo un fuerte inquebrantable y que deje el pasado lo que ocurrió en el estadio Wanda Metropolitano, apenas un tropiezo, una grieta en su camino brillante que tiene como norte volver a alzar el trofeo de los campeones del Viejo Continente.

Revés amargo

Más difícil luce el panorama para el Real Madrid, que tenía tal vez la llave de la muerte ante el Manchester City. El morbo de ver a Pep Guardiola nuevamente en el Santiago Bernabéu le ponía mucho picante a la cita, y aunque el conjunto blanco se adelantó, el cuadro inglés logró hacer las labores para voltear el compromiso y así regresar a casa con un 1-2 mágico que al menos en el papel le brinda una enorme opción de dejar a un lado al 13 veces campeón de Europa y permitirle al equipo sancionado por la UEFA seguir en carrera, si es que definitivamente su recurso de apelación no procede y los obliga perderse las dos próximas ediciones de competiciones europeas.

Traspiés en Francia

Juventus transita por un camino similar al del Liverpool. Cayó 1-0 en su visita Francia, donde el Lyon se mostró mucho más incisivo e insistente de cara al arco rival. Era algo lógico, el equipo de casa, conocedor de sus pocas probabilidades de avanzar, se vio en la obligación de dejar la piel en su terreno.

Por su parte, Juventus fue fuertemente criticado al presentar un esquema bastante conservador, algo que no se espera de una escuadra que cuenta sus filas, por ejemplo, con el poder goleador del portugués Cristiano Ronaldo. Aun así, se espera que en la vuelta hagan el trabajo de forma más que positiva para instalarse en la ronda de los cuartos de final.

A esperar

Italia espera contar con sus tres representantes de octavos de final en la próxima fase del torneo. Para el Atalanta luce como una tarea sencilla, pues superó en la ida 4-1 el Valencia; sin embargo, para el Napoli no parece ser un trabajo fácil de desarrollar y materializar.

El club del sur de Italia igualó en casa a un tanto con el Barcelona, quien busca cerrar la llave con éxito en Cataluña; no obstante, no todo está dicho. El cuadro blaugrana pierde para la vuelta a sus dos volantes de primera línea, Sergio Busquets y Arturo Vidal. Además, Gerard Piqué salió por lesión y podría estar en duda para dicho compromiso.

Oscuridad británica

Par de clubes ingleses también caminan por la cornisa. El Tottenham cayó en casa frente al sorpresivos Leipzig (0-1), obligando el técnico portugués José Mourinho a obrar otro milagro de esos que él acostumbra a hacer a lo largo de su carrera para poder seguir con vida en la competición europea.

El Chelsea si tiene una situación más que complicada, pues cayó en casa 0-3 frente al Bayer Munich, una máquina de hacer goles y que se enfila, según el juicio de muchos, al título.

Entre las llaves más parejas aparece esa en la que el Borussia Dortmund venció en la ida 2-1 al PSG. Nada está dicho y será en territorio galo donde se defina una de las llaves que muestra a dos de los conjuntos con el mejor talento joven de toda Europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *