Operadores de barcos afirman que en lo que va de mes, México ha comprado desde China, al menos dos cargamentos de gasolina.

También afirmaron que PMI, considerado como el brazo comercial de la petrolera estatal de México, reparó Galissas para lograr transportar gasolina desde Corea del Sur a mediados de febrero.

A medida que el coronavirus reduce la demanda de combustible en Asia y varios mercados en el mundo, vendedores chinos y surcoreanos han recurrido a México para lograr apuntalar en este mercado.

El exceso de combustible en Asia, por causa del coronavirus, le ha permitido a México obtener algunos cargamentos más baratos al mismo momento en que las averías en las refinerías han ajustado los precios en Estados Unidos.

México requiere de manera urgente, importar gasolina y diésel motivado a que algunas de sus refinería operan en aproximadamente, una tercera parte de su capacidad, frente a un casi 90% de producción de plantas estadounidenses.

Las refinerías ubicadas en las costas del Golfo y Oeste de Estados Unidos, generalmente cubren la mayor parte de las necesidades de México.

Robert Campbell, jefe de investigación de productos refinados en Energy Aspects, confesó que la gasolina de China le proporciona a la nación azteca, una amplia estabilidad de suministro a compradores de petróleo de México que los mercados de la costa oeste de EE.UU. que se mueven rápidamente.

Muchos cargamentos de gasolina del noreste del continente asiático, son cotizados con descuentos respecto a los precios de referencia de Asia.

Esto contrasta de manera significativa con primas de entre 1 dólar y 1,50 dólares por barril a principios de febrero, debido a la reducción de la demanda por culpa del coronavirus.

Aunque era económico enviar cargamentos asiáticos hacia América, la propagación del virus a Estados Unidos, sin claridad de cuánto tiempo más permanecerá abierta la ruta de arbitraje, ha causado que los precios de la gasolina en la Costa del Golfo de Estados Unidos, que incluían una prima de 8,78 dólares el barril, por encima de los precios de referencia de Singapur el 2 de marzo, contabilizado como el más alto desde el 12 de julio, se desplomen de forma exhuberante.

El combustible de China aumentaría un flujo constante de gasolina producida en Estados Unidos hacia los puertos y terminales mexicanos.

Nustar Energy LP está abriendo una terminal de productos refinados a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México en Laredo, Texas.

Valero Energy Corp, está enviando gasolina producida en el sur de Corpus Christi por tren; entre uno y tres barcos salen de las instalaciones de almacenamiento de la Costa del Golfo todos los días hacia Tuxpan y otros puertos petroleros mexicanos importantes.

Hasta el momento, durante este año no han sido descargados ningún tipo de envíos de gasolina chinos en México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *