Este lunes, autoridades bolivianas informaron que la frontera entre Perú y Bolivia amaneció militarizada como parte de las acciones de control contra la propagación del coronavirus entre ambos países.

En la frontera con Bolivia, el Ejército peruano desplegó aproximadamente 16 militares, todos protegidos con sus mascarillas para poder velar por la integridad de ellos y quienes transiten por estos lugares.

Los uniformados se sumaron a las acciones de control epidemiológico implementado por el Ministerio de Salud de Bolivia, en el puente internacional que une a ambos países.

El gobierno del presidente Martín Vizcarra, declaró estado de emergencia en ese país, debido al incremento de casos positivos de coronavirus en esa nación.

En el puesto de control de Kasani también se encuentran militares peruanos encargados de velar por la seguridad de la frontera.

En Tilali, provincia de Moho, frontera con el hermano país del altiplano, también se encuentran muchos militares desplegados, cumpliendo con todos los protocolos de seguridad implementados en cada nación, con el fin de evitar la propagación del virus.