El Departamento de Salud de Maryland, en línea con datos publicados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, muestra que los afroamericanos son los que actualmente se ven desproporcionadamente más afectados por el nuevo brote de coronavirus.

En los números de casos reales publicados el pasado jueves, al menos dos mil 64 son afroamericanos, mil 540 blancos, 122 asiáticos, 449 como otros y en mil 354 casos, los datos raciales no se encuentran disponibles.

La información sobre el número de muertes por coronavirus en Maryland, a partir del pasado jueves, también fue entregada por raza: 55 afroamericanos, 39 blancos, seis asiáticos, tres eran otros y en 21 casos, los datos raciales no estaban disponibles.

Eso muestra que al menos 37% de los casos y 40% de las muertes por Covid-19 en Maryland, son afroamericanos, población que alcanza 29.5% en el estado.

El Departamento de Salud de la Ciudad de Baltimore publicó su propio panel de datos con más detalles sobre los casos en la ciudad, incluso por código postal. El mayor número de casos de ciudades se encuentra en el código postal 21215 en el noroeste de Baltimore.

#Quedateencasa

Desde que comenzó la pandemia los funcionarios de salud pública han estado pidiendo mantener el distanciamiento social y quedarse en casa, como un método efectivo para evitar el contagio.

Pero no todos pueden poner en práctica estas medidas, especialmente en comunidades de color.

En Chelsea, el cual ha sido catalogado como el epicentro del coronavirus en Massachusetts, de acuerdo con las últimas cifras del Departamento de Salud Pública, se han reportado más de 350 casos de COVID-19. Esta ciudad cuenta con aproximadamente unos 40 mil habitantes, de los cuales 66% de estos, son latinos.

La tasa de contagio más alta de todo el estado en comparación con Cambridge, una ciudad de 105 mil habitantes con una densidad de población muy similar a la de Chelsea, es de apenas 15.5 casos.

Entre 35 y 40% de los pacientes hospitalizados por COVID-19 en sus hospitales es de origen hispano, cinco veces más que en condiciones normales.

Joseph Betancourt, médico primario y vicepresidente de equidad e inclusión en el Massachusetts General Hospital, indicó que debido a la condición social sobre la genética de los latinos, estos están más expuestos a obtener el virus.

Trabajo a distancia

Los hispanos y afroamericanos a menudo están empleados en lugares donde el distanciamiento social no es posible. Según Betancourt no pueden trabajar de manera remota; viven en ambientes densamente poblados y requieren usar el transporte público.

Actualmente, el hotel Quality Inn en Revere ha sido designado para convertirse en un centro de tratamiento de pacientes con coronavirus. Pero Ambrosino anticipa que el espacio, de 150 habitaciones, pronto se quedará corto.

En conjunto con el alcalde de Revere, otra ciudad vecina donde hay una alta concentración de hispanos y también una alta tasa de contagio, 59.1 por cada 10 mil habitantes, para ser exactos, Ambrosino pidió a la gobernación otro hotel, totalmente administrado por MEMA, agencia de manejo de emergencias del estado.

En otros estados del país, la información racial y étnica sobre el Covid-19 ha estado disponible al público desde hace varios días y ha sido más clara. La ciudad de Nueva York, por ejemplo, reveló datos que demuestran que 34% de las muertes por coronavirus son de hispanos, a pesar de que ellos representan 29% de la población de la ciudad.

El Departamento de Salud Pública de Michigan, informó que los afroamericanos representan 33% de todos los casos confirmados y 41% de las muertes.

En Illinois, los residentes de color representan 42% de las muertes por coronavirus, mientras solo representan 15% de la población del estado.

Los latinos y otras poblaciones de color tienen más probabilidades de tener problemas de salud subyacentes como diabetes o ataques cardíacos, siendo parte de grupos de riesgo de hospitalización si contraen el virus, según estudios recientes.

El coronavirus ha generado la muerte de personas negras y latinas en la ciudad de Nueva York al doble de la tasa de personas blancas, según datos preliminares publicados por la ciudad .

La tasa de mortalidad preliminar para los hispanos en la ciudad es de aproximadamente 22 personas por cada 100 mil habitantes, mientras que para los afroamericanos es de 20 por 100 mil, para los blancos, de 10 por 100 mil y la población asiática representa ocho de cada 100 mil habitantes.