El presidente de El Salvador, Nayib Bukele vetó por “inconstitucionales” los decretos legislativos 620 y 621 que contenían disposiciones para que el personal de salud que atiende la pandemia del COVID-19 cuente con seguro de vida y para facilitar el retorno de salvadoreños varados en el exterior.

El decreto 620, aprobado por la Asamblea Legislativa el 1 de abril, contempla la entrega de insumos de protección personal a los empleados sanitarios, capacitaciones para tratar a los pacientes con coronavirus y el pago de un seguro de vida.

El veto del Ejecutivo, que se conoció este lunes, se da en medio de constantes denuncias de médicos y personal de enfermería de hospitales nacionales y del Instituto Salvadoreño del Seguro Social, quienes sostienen que las autoridades de Salud no les han proporcionado equipo de protección personal y eso los hace correr el riesgo de contraer el virus.

Las autoridades han reportado que más de una decena de empleados de este gremio está en cuarentena por haber estado en contacto con pacientes contagiados con la enfermedad.

“No queremos que nos sigan llamando héroes, cuando en realidad nadie valora nuestro trabajo; pero eso al final no importa, solo pedimos que nos provean todos los insumos para atender de la mejor manera a los pacientes. Hoy el gremio médico ha recibido una bofetada del Gobierno”, escribió en su cuenta de Twitter una doctora tras conocer que Bukele vetó el decreto.

El Ejecutivo expuso que está buscando mecanismos para dar seguridad y garantías al personal de salud, pero que en el decreto 620 se da una violación al principio de equilibrio presupuestario, ya que no se analiza el impacto que esto pueda tener en el país.

El decreto vetado por el mandatario además prohíbe que el personal sanitario utilice trajes quirúrgicos para atender a los pacientes contagiados con COVID-19 y estipula que quienes traten a estas personas deben haber sido capacitadas bajo las normas que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

El diputado del FMLN, Damián Alegría, expresó que el argumento del Gobierno acerca de que no hay recursos para otorgar estos beneficios a los empleados de la salud no es válido, porque desde el Congreso se le ha aprobado recursos suficientes para atender la emergencia. El funcionario adelantó que en la plenaria del jueves buscarán superar los vetos.

Fuente: El Salvador