El martes, un hombre de 86 años falleció cuando buscaba atención médica por problemas respiratorios en la Unidad de Salud Dr. Hugo Morán Quijada, en Mejicanos, El Salvador. El adulto ya había buscado vigilancia médica en el hospital Zacamil unos días antes, pero no fue atendido, según parientes.

Con mayor frecuencia, las escenas de personas que fallecen en espera de atención médica o camino hacia los hospitales es una realidad que azota. El personal de los hospitales nacionales y del Instituto Salvadoreño del Seguro Social enfrenta cada día la saturación en la red hospitalaria de personas con síntomas relacionados a COVID-19, o con otros padecimientos crónicos.

El ministro de Salud , Francisco Alabí, indicó que las áreas que atienden pacientes con COVID-19 están saturadas, y confirmó que el hospital El Salvador carece de personal especializado para atender a pacientes en estado crítico, reseñó elsalvador.com.

“Los indicadores nos están diciendo que el sistema de salud no se encuentra con la capacidad básica para manejar (más pacientes)”, confirmó Alabí.



LIMPIEZA. Un empleado del Ministerio de Salud desinfecta la entrada de la Unidad de Salud Hugo Morán Quijada de Mejicanos, después de que un hombre adulto mayor falleciera en el interior mientras esperaba ser atendido. | Foto EDH / Menly Cortez.

Desde hace una semana los hospitales que solo servían como centros de salud para referir a pacientes sospechosos a hospitales COVID-19 han tenido que atender pacientes positivos por el virus, sin tener los insumos necesarios para el tratamiento adecuado, ha denunciado en reiteradas ocasiones el personal de salud.

Ante ese contexto, Alabí informó en una entrevista radial que es importante limitar la transmisión del virus de persona a persona, debido a que no hay suficientes áreas hospitalarias para atender la demanda de pacientes.

Lee también: COVID-19: estas son las medidas sanitarias indispensables durante la reapertura económica

“Las áreas designadas para COVID-19 están al 100%. Sabemos que es difícil, se siguen incrementando los casos, es un flujo continúo (pacientes)”, explicó el funcionario.

Los 30 hospitales de la red de salud pública y hospitales del Seguro Social, como el hospital General y el Amatepec, siguen enfrentando la alta demanda de atención médica; mientras el personal de sanidad denuncia la falta de insumos, recurso humano y camas; además el cansancio del personal ya es evidente.

“Seguimos sin la capacidad instalada para atender la cantidad de pacientes, lastimosamente hay muchos compañeros de medicina interna que están infectados, el ambiente sigue, de cada vez menos personal, menos enfermeras, menos médicos para atender a los pacientes, porque muchos están infectados”, describió un médico del hospital General.

Lee también: Médico salvadoreño: Trabajadores de salud son obligados a trabajar con síntomas de COVID-19

En este hospital, los pacientes permanecen días sentados en las sillas o en colchones junto a los tanques de oxígeno en los pasillos del parqueo, esperando que una cama sea desocupada. El médico ejemplificó que la semana pasada, en hospital General hubo 26 decesos y se improvisó una morgue porque no cabían los cadáveres.

El médico del ISSS lamentó las muertes del personal de salud de la institución a causa de COVID-19 y lo atribuyó a la falta de equipo de protección para el personal y de la adecuación de las instalaciones para coronavirus; por lo cual criticó que aún no se ocupen las camas del nuevo hospital El Salvador.

No obstante, Alabí justificó la falta de funcionamiento del nuevo hospital por la falta de personal especializado para atender el área de cuidados críticos: “El hospital de Cifco… Tenemos que comprender que el área de Cuidados Intensivos requiere de personal especializado y requiere el uso de toda una estrategia para el manejo del paciente. En la que El Salvador se había visto limitada porque la cantidad de unidades de cuidados intensivos del país era bastante corta y sobre todo porque también la limitación de los especialista es bastante corta”.

Amplíe información en: elsalvador.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *