El ministro de Salud, Francisco Alabí, autorizó una compra de botas de hule para médicos por $225,000, pero lo hizo a la empresa Autodo, propiedad de un hermano de su madre. El Ministro no lo negó a la revista Gato Encerrado, la responsable de esa publicación, cuando fue consultado sobre si no veía conflicto de interés. El funcionario declaró además que ese caso está en manos de la Corte de Cuentas, según la publicación.

Te puede interesar: El Salvador reporta la cifra más alta de casos de COVID-19 registrada en un día

La compra consistió en 26,000 pares de botas de hule marca “Tornado” a un precio unitario de $7.50 cada par sin incluir IVA, según detalla la orden de compra que aparece en el sistema electrónico de compras del Estado llamada Comprasal.

La investigación de Gato Encerrado revela que el Ministro firmó la orden de compra 133/2020 y en ella también está estampada la firma de Celina Quiñónez, en su calidad de representante de la empresa Autodo S.A de C.V., pero el detalle es que la señora Quiñónez es la esposa del tío del Ministro.

Según la investigación periodística, la tía política del ministro Alabí, Celina Quiñónez, es la presidenta y representante legal de Autodo, una empresa que se dedica a la venta de repuestos para vehículos. Mientras que los hijos de esta y primos de Alabí, José Ángel, Gonzalo y Violeta, todos de apellido Montoya Quiñónez, aparecen como miembros de la junta directiva de la empresa, según el Centro Nacional de Registros.

En resumen, el ministro Alabí compró con fondos del Estado productos para uso del Ministerio de Salud que preside a una empresa de su parentela.

Según la revista, el ministro admitió haber autorizado la compra, la cual quedó registrada como “compras por emergencia”, pero se escuda en que será la Corte de Cuentas la que determine la legalidad de la adquisición.

“La Corte de Cuentas ya está haciendo el análisis de todas las adquisiciones que tienen en el contexto del manejo de la pandemia. Serán ellos los correspondientes a dar todo el análisis a esa información sobre el procesamiento y la manera de adquisición (…) Hoy por hoy estamos enfocados en salvaguardar vidas, existen procesos que hay que ir cumpliendo en paralelo y todo eso se está haciendo de la manera complementaria”, justificó el Ministro, según consigna Gato Encerrado.

Alabí ha estado en el ojo público por haber autorizado compras de insumos médicos como mascarillas a empresas de otros funcionarios como Jorge Aguilar, quien presidía el Fondo Ambiental (Fonaes) y fue destituido luego de que el sitio SaludbajoLupa revela que la empresa de él, Ensema, le vendió al mismo gobierno $250,000 cuando la ley no se lo permite.

Te puede interesar: Ministerio de salud salvadoreño reconoce deuda del gobierno con empleados del sector médico

Igual ocurre con otra compra de mascarillas a una empresa vinculada a la familia del diputado Gustavo Escalante que fue publicada por el periódico digital El Faro con lo que se estaría violando la ley, pues funcionarios como él no pueden hacer negocios con instituciones del Estado.

Escalante se ha defendido porque, según él, ya no tiene vínculo con la empresa que fundó junto con un hermano.

Fuente: El Salvador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *