cartero

Louis DeJoy, jefe del servicio postal de Estados Unidos, estará este viernes ante el Senado de Estados Unidos testificando sobre la aplicación de reformas justo antes de que se celebren las elecciones presidenciales en un contexto en el que se espera una récord de participación por correspondencia ante el impacto de la pandemia del COVID-19.

DeJoy, conocido por ser también donante de la campaña del presidente Donald Trump, indicó hace semanas que serán eliminadas las cajas de recolección, así como equipo de procesamiento. Estas medidas de acuerdo con la opinión de un líder sindical a la agencia de noticias AFP, ralentizaría los tiempos de entrega.

El servicio postal de Estados Unidos advirtió que en gran parte del territorio nacional no se garantizaría la entrega puntal de las boletas.

Desde el lado político, el presidente Trump se encargó de oponerse a aprobar fondos al servicio, entendiendo que gran parte del dinero estaría destinado a afrontar el proceso electoral.

Asimismo, señaló que el proceso sería víctima de fraude.

Frente a él, los demócratas del Congreso usaron sus palabras para indicar que el gobierno federal conspira para alterar la confianza del electorado en el servicio postal y así fortalecer al republicano.

“Puro Trump. Él no quiere elecciones”, dijo Joe Biden, exvicepresidente y candidato demócrata a la Casa Blanca.

Ante la presión, DeJoy manifestó que las reformas verían una pausa hasta después de noviembre, cuando se llevará a cabo la elección presidencial.

Hasta la fecha, Estados Unidos encabeza los registros de casos positivos y muertes vinculadas por complicaciones de COVID-19 en todo el mundo. Para evitar reuniones masivas y así el aumento de afectados por la pandemia, se espera que millones de personas opten por participar desde sus casas.