Entre los principales problemas derivados de la atención centralizada hacia la pandemia está la limitación de los servicios de salud, lo cual afectado el control de vida sana de la población. La principal preocupación de la Asociación de Pediatría es la reducción en las tasas de vacunación infantil, especialmente en los menores de dos años, y advierte la reaparición de enfermedades pediátricas ya controladas como el sarampión, por lo cual hacen un llamado a los padres de familia a no descuidar los controles de inmunización en los infantes menores de cuatro años.

“Hemos caído en una disminución en el esquema de vacunación de los niños y eso sí es un problema, porque todas las enfermedades que hace muchos años ponían en riesgo de muerte la vida de muchos niños, y que han sido controladas a través de la vacunación, la misma ha bajado a causa de este hacinamiento”, advirtió Luis Guillermo Castaneda Villatoro, presidente de la Asociación de Pediatría de El Salvador.

Lo cual podría producir un brote de las enfermedades infantiles controladas, “va a ser desastroso, específicamente para la población de niños que no se están enfermando por el coronavirus se van a enfermar de otras cosas y la que más nos preocupa a los médicos es el sarampión”, aclaró Castaneda.

El pediatra resaltó que la baja cobertura de vacunación contra el sarampión pone en riesgo a los niños que no han sido vacunados por esta enfermedad y sugirió que las inmunizaciones no deben descuidarse, “la vacunación no tiene que ser retrasada a causa de disminuir la exposición al virus. Si ponemos la balanza de vacunación y exposición al virus, gana que tengamos que vacunar a nuestros niños”, aconseja el pediatra.

Según el Resumen de la situación de los programas nacionales de inmunización durante la pandemia de COVID-19, de la la Organización Panamericana de la Salud, 23 países reflejan una disminución que varía entre el 12% y el 14% en la cantidad de las dosis de las vacunas contra la difteria, el tétanos y la tos ferina (DTP), y el sarampión, las paperas y la rubéola (SRP) administradas a los niños en comparación con el mismo período del año pasado, particularmente en marzo.

Según los porcentajes revelados por la OPS, en El Salvador, un estimado de 66,112 niños y niñas menores de cuatro años que son sujetos de inmunización a través del Esquema de Vacunación Nacional habrían sido afectados por no recibir su control de vacunación a tiempo.

La OPS adjudica la baja en torno al riesgo de exposición al nuevo coronavirus que ha afectado la demanda de servicios de vacunación. Otras razones, como el confinamiento o el distanciamiento físico, así como las limitaciones en el transporte público, también han llevado a una reducción de las coberturas de vacunación y a un aumento de las brechas existentes, detalla el documento de la OPS.

El doctor Cuauhtémoc Ruiz Matus, jefe del Programa de Inmunización de la OPS, hizo un llamado a los países para que busquen alternativas y estrategias para cumplir con los controles de vacunación e instó a, “ transmitir mensajes a la población sobre la importancia de la inmunización para mantener a las personas sanas y protegidas de las enfermedades prevenibles mediante vacunas”, recalcó.

María Luisa Ávila, pediatra infectóloga y miembro de Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica, destaca la importancia de mantener la vacunación de los niños contra la influenza, neumococo, tos ferina; porque son tres enfermedades que podrían infectar al paciente en la situación de pandemia (coronavirus ) en que se encuentran los países latinoamericanos.

En el informe de la OPS se destaca que la pandemia también ha impactado en el Sistema de Vigilancia Epidemiológica, debido al cambio en las prioridades hacia los casos del virus SARS-CoV-2. Agregan que en los servicios de salud también ha afectado la falta del recurso humano dedicados a responder a la pandemia, la reducción de las investigaciones en terreno y el tamizaje para enfermedades prevenibles por vacunación, así como la detención del envío de muestras.

Con información de El Salvador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *