La fiscal general de Nueva York, Letitia James, anunció que el pasado viernes presentó una moción ante un juez de la ciudad para obligar a testificar a Eric Trump, hijo del presidente de Estados Unidos, sobre transacciones dudosas y cuatro propiedades pertenecientes a la organización Trump, así como la entrega de cientos de documentos privados.

Eric Trump figura como vicepreisdente ejecutivo de la organización, alguien quien, de acuerdo con James, “estuvo íntimamente involucrado en una o más transacciones bajo revisión”.

De acuerdo con información de la agencia de noticias AFP, la fiscal general de Nueva York se ha encargado de hacer una investigación exhaustiva desde el año pasado sobre la figura del mandatario estadounidense tras el testimonio de su exabogado, Michael Cohen, quien dijo al Congreso que las declaraciones financieras del grupo alteraban valores de ciertos activos con la misión de tener acceso a mejores préstamos.

Según Cohen, la actividad era aplicada de manera inversa con otras para pagar menos impuestos.

James indicó que apunta a una enorme cantidad de documentos de la compañía que fueron “retenidos de manera errónea”.

“Durante meses, la Organización Trump ha hecho declaraciones sin fundamento en un esfuerzo por esconder pruebas de una investigación legal de sus transacciones financieras”, comentó la funcionaria.

“Han retrasado y retenido documentos y han dado instrucciones a los testigos, incluido Eric Trump, de negarse a responder preguntas bajo juramento”, siguió.

El pasado mes de julio, Eric James había aceptado ser parte de un interrogatorio, pero posteriormente rechazó la acción.

Este lunes, el Partido Republicano confirmó la nominación del presidente Donald Trump para la reelección el próximo 3 de noviembre, así como a Mike Pence, actual vicepresidente, como compañero de fórmula.

En el primer día de la Convención Republicana, realizada en Charlotte, Carolina del Norte, Trump fue ampliamente respaldado por los delegados conservadores. Poco después de su nominación oficial se presentó para reiterar su advertencia de un posible fraude si usan el voto por correo.

“Esta es la mayor estafa de la historia y digo del mundo, no solo de nuestra nación (…) ¡La única forma en la que los demócratas nos robarán esto es si la elección está amañada! ¡Vamos a ganar estas elecciones!”, dijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *