Kellyanne Conway, quien figurara como cercana asesora del presidente Donald Trump, así como su rechazo a la prensa, confirmó su renuncia a la Casa Blanca para concentrarse en su familia.

La mujer era una de las pocas piezas que aún se mantenía en la administración del republicano desde que ganara las elecciones presidenciales del año 2016 y que aspira repetir el próximo 3 de noviembre cuando enfrente al demócrata Joe Biden.

Uno de los detalles más marcados de su función tenía que ver con su matrimonio con el abogado George Conway, uno de los principales críticos del mandatario a través de Twitter.

El hombre no se ha escondido para reclamar las acciones de Trump, al punto de decir en más de una oportunidad que ponía en duda la aptitud mental del jefe de Estados. En una de sus respuestas, Trump lo calificó como “marido del infierno”.

Otro de los temas familiares que posiblemente empujó la salida de la asesora de la Casa Blanca tuvo que ver con el tuit que su hija Claudia publicó el sábado al señalar sentirse “devastada” luego de que su madre confirmara su participación en la convención republicana.

Al momento de anunciar su renuncia en Twitter, Conway dijo que se enfocaba en los suyos: “Por ahora, y para mis queridos hijos, será menos drama, más mamá”.

Se espera que antes de fin de mes abandone el cargo.

Sobre los problemas generados en casa por posturas políticas, agregó: “No estamos de acuerdo sobre muchas cosas, pero estamos unidos en lo que más importa: los niños”

El hecho llega en la misma jornada que Trump fue anunciado por el Partido Republicano como candidato para la reelección el próximo 3 de noviembre, así como a Mike Pence, actual vicepresidente, como compañero de fórmula.

En el primer día de la Convención Republicana, realizada en Charlotte, Carolina del Norte, Trump fue ampliamente respaldado por los delegados conservadores. Poco después de su nominación oficial se presentó para reiterar su advertencia de un posible fraude si usan el voto por correo.

“Esta es la mayor estafa de la historia y digo del mundo, no solo de nuestra nación (…) ¡La única forma en la que los demócratas nos robarán esto es si la elección está amañada! ¡Vamos a ganar estas elecciones!”, dijo.

Exhortó a sus seguidores, en el Centro de Convenciones de Charlotte, a tener cuidado con las irregularidades que se puedan presentar con el voto por correo; y ante una multitud que gritaba “cuatro años más”, respondió: “Si quieren volverlos locos de verdad, digan 12 años más”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *