COMPARTE

Las organizaciones Alianza Americas y Presente-org emitieron una declaración conjunta este jueves 27 de agosto en rechazo a la violencia policial en contra de personas afroamericanas, a propósito del caso de Jacob Blake.

En Kenosha, Wisconsin, Blake recibió varios tiros por la espalda por parte de Rusten Sheskey, un oficial de policía, el domingo 23 de agosto. El ataque ocurrió en el momento en que el hombre afroamericano intentó abordar un vehículo.

El suceso quedó grabado por un transeúnte y provocó una nueva ola de protestas contra la violencia policial en Estados Unidos.

“Nuestros corazones están con la familia de Jacob Blake y su querida comunidad de Kenosha. La creciente presencia, resistencia y movimiento que se construye frente a tanto dolor y muerte nos da esperanza. Pero necesitamos más que esperanza: debemos asegurarnos de que estas tragedias terminen inmediatamente”, señalan las organizaciones.

Las ONG advierten que las manifestaciones y muertes ocurridas durante las últimas noches en Kenosha se deben a las acciones de oficiales del Departamento de Policía local y vigilantes racistas locales.

“Trágicamente, protestar por la violencia policial en los Estados Unidos significa ahora que se deban atender heridas de bala, ser secuestrado por la policía federal o, peor aún, asesinado por miembros de la milicia racista fuertemente armados que pueden estar colaborando con las fuerzas del orden”, alertaron.

De acuerdo con el documento, la violencia policial se convirtió en una crisis de derechos humanos en el país, lo que requiere acciones inmediatas. “Los policías asesinos deben ser despedidos, arrestados y procesados. Y no podemos detenernos ahí”.

Con información de comunicado.

COMPARTE

MÁS INFORMACIÓN


ÚLTIMAS NOTICIAS